Bérgamo
Bérgamo es una verdadera maravilla debido a su historia, cultura, música y paisaje, con un corazón medieval posado en la colina, rodeado por las majestuosas Murallas Venecianas candidatas a Patrimonio de la Humanidad Unesco.

Descúbrela andando por los burgos históricos, las torres, las iglesias, las funiculares y las escaleras que suben por la vegetación lozana del Parque de las Colinas alrededor, y déjate encantar por los hermosos panoramas inesperados de la llanura y de las montañas.

Bérgamo es la ciudad de Donizetti, uno de los cinco mayores compositores de ópera del mundo: descubre más sobre la vida de este extraordinario músico del Siglo XIX empezando por su Casa Natal en Bérgamo Alta y sigue sus huellas en el Museo Donizettiano, en su tumba situada en la Basílica de Santa Maria Maggiore y en el teatro dedicado a él, donde en cada temporada se siguen aplaudiendo sus éxitos más famosos.

Desde las obras maestras de la música hasta las del arte. Botticelli, Mantegna, Bellini y Rafael: estos maestros pueden encontrarse aquí, en las salas de la Accademia Carrara, una pinacoteca guardando una de las colecciones más destacadas de Europa de obras del Renacimiento italiano.

Pinturas que puedes descubrir junto con las obras realizadas por Moroni, el genio bergamasco del retrato del Siglo XVI, y por Lotto, que dejó en Bérgamo muchas obras maravillosas, como los retablos y las enigmáticas taraceas de madera.

Las rutas del arte se unen con las de la historia, en una ciudad cuyas orígenes son muy antiguas: Bérgamo Alta, ciudad medieval amurallada, guarda en sus estrechas calles empedradas ruinas romanas, iglesias renacentistas, palacios del Siglo XVIII y fachadas neoclásicas, con vistas a la célebre Piazza Vecchia, cerca de los mayores museos. 

Los Siglos XX y XXI, en cambio, toman asiento en el corazón de Bérgamo Baja, desde la galería de arte contemporáneo GAMeC hasta el Paseo llamado Sentierone, el lugar preferido por los bergamascos, realizados en el mismo lugar donde solía estar la antigua Feria. Explora las arquitecturas del Siglo XX y los edificios realizado por los arquitectos más famosos del mundo.

Rodeado por barrios históricos, el centro de la ciudad es también el lugar ideal para ir de compras y disfrutar con un café o relajarse antes de elegir lo que hacer entre festivales, propuestas culturales, conciertos y espectáculos, en una ciudad dinámica y rebosante de vida incluso por la noche. Puedes tomar un aperitivo antes de cenar en uno de los restaurantes de Bérgamo, donde lo mejor es probar un plato de casoncelli, la comida local más famosa.

9 quesos D.O.P., embutidos, vinos excelentes y recetas típicas de nuestra tradición para descubrir Bérgamo desde un punto de vista gastronómico, tanto en la ciudad como en su territorio. Desde las comidas hasta la cultura y la naturaleza, donde la ciudad casi desaparece y los verdaderos protagonistas son los ríos, los valles, la llanura y los montes detrás de “Città Alta”, enriqueciendo su inconfundible perfil.

Bérgamo Alta
El desafío de construir una mágica ciudadela que permaneciese suspendida entre el cielo y la tierra como un sueño, fue superado solo una vez en toda Italia. Y se produjo, y se...
Los Burgos
Más allá de la particular arquitectura que divide Bergamo en Città Alta y Città Bassa, los sugestivos burgos son los que mejor representan el corazón...
Bergamo bassa
Las tranquilas calles de antiguos burgos encuentran el dinamismo contemporáneo de Bérgamo Baja. Ciudad para vivir, modernidad a atravesar y fascinación por descubrir entre...
A diez minutos
La Grande Bérgamo está formada por 34 pueblos alrededor de la ciudad, cuyas fronteras se difuminan muy a menudo. Se trata de lugares muy distintos, que sin embargo merece la pena...