Golf
Las colinas bergamascas son el lugar ideal para practicar golf. Pero si el tiempo no está bueno, ningún problema: en Mozzo ha sido creado un campo de golf cubierto.

Quien practica el golf y ama los grandes espacios verdes encuentra, en la zona a los pies de la colina bergamasca, campos de óptimo nivel introducidos en zonas paisajísticas de gran valor. Las instalaciones son diferentes y se va del simple campo de práctica a recorridos prestigiosos de 27 hoyos. Y si hace mal tiempo, cerca de Bergamo, hay también un campo en pista cubierta.

La pasión por el green
En tierra bergamasca un golfista puede encontrar diferentes campos equipados de notable fama.
El más conocido es L’Albenza Golf Club, introducido en la zona románica de Almenno S. Bartolomeo. Este campo histórico, introducido en la densa vegetación de coníferas y latihojas es difícil y agradable paisajísticamente. El club de golf ofrece un recorrido de 27 hoyos, realizado bajo proyecto del conocido Studio inglese Cotton & Sutton, caracterizado por algunos green pequeños y bien defendidos por la constante presencia de árboles y cursos de agua.

Introducido en un ambiente natural encantador, entre viñas y árboles frutales de Chiuduno, encontramos el Golf Club La Rossera. El campo es de colinas y aún siendo un recorrido de 9 hoyos, es muy difícil a causa de muchos “fuera de límites” y de la posición de los green Y al final el Colli di Bergamo Golf & Country Club, es el campo de golf en la ciudad, situado al abrigo de las colinas que lamen Città Alta que ofrecen un panorama único.
El recorrido, aunque solo de 9 hoyos, ofrece diferentes obstáculos como bunker, lagos y estratégicos fuera de límites. No hay que olvidar el Golf Club Presolana, un campo de práctica situado a 1200 m de altura en la cuenca dominada por el macizo dolomítico de la Presolana y de los espesos abetales de las pistas de esquí del Monte Pora.

Y para practicar todo el año, he aquí la equipada estructura Indoor de Mozzo, a dos pasos de Bergamo.