A diez minutos
La Grande Bérgamo está formada por 34 pueblos alrededor de la ciudad, cuyas fronteras se difuminan muy a menudo. Se trata de lugares muy distintos, que sin embargo merece la pena visitar.

Además de ser una hermosa ciudad, Bérgamo está rodeada por muchos pueblos ricos de bellezas naturales, históricas y artísticas. Si quieres dar una vuelta en las afueras, ¡sólo te hace falta elegir!

Al norte de Bérgamo el paisaje empieza a cambiar y se hace más montañoso: del este al oeste, se forman el Valle Cavallina, el Valle Seriana y el Valle Brembana, ricos de cada tipo de tesoro artístico, enológico, gastronómico y paisajístico.

En el Valle Cavallina puedes ir a visitar Scanzorosciate, la patria del vino Moscato – una verdadera excelencia vinícola bergamasca incluso celebrada por un evento realizándose cada año por el verano. En las colinas de los Orobie, junto con Trescore Balneario, Albano Sant’Alessandro, Brusaporto, Pedrengo, Torre de’ Roveri y otros pueblos, Scanzorosciate cuenta con muchas granjas donde saborear las comidas locales.

Al comienzo del Valle Seriana, a lo largo del río, entre preciosos pueblos como Gorle, Villa di Serio, Ranica, Albino, Nembro, vas a encontrar unos caminos muy agradables para recorrer con tu bici rodeado por la naturaleza, como el carril bici yendo desde Ranica hasta Clusone (31 km). Tampoco faltan las bellezas artísticas, como por ejemplo las magníficas sacristías de la Basílica de San Martino en Alzano Lombardo, realizadas en el Siglo XVII.

Al oeste, costeando el río Brembo, se encuentran distintos pueblos como Almè, Curno, Sorisole y Valbrembo, donde se halla el famoso parque de vida salvaje Le Cornelle, acogiendo muchísimas especies de animales exóticos.

Al sur, la histórica industria multinacional Tenaris de Dalmine y el centro de investigación tecnológica Km Rosso de Stezzano representan solamente dos ejemplos del espíritu de empresa bergamasco.

Sin embargo, también hay lugar para el folclore: visita Zanica, pueblo famoso por ser el lugar de nacimiento de los populares muñecos tradicionales de Giopì, su mujer Margì y su hijo Bortolì.

Cabe también visitar los alrededores más verdes de Bérgamo, el Parco dei Colli (“Parque de las Colinas”): 4.700 hectáreas de vegetación también incluyendo laos territorios de unos pueblos alrededor de la ciudad, como Mozzo, Ponteranica, Ranica, Torre Boldone y Villa d'Almé. No te pierdas la ocasión de subir hasta la colina de la Maresana, la más popular de la provincia, el destino perfecto para excursiones y picnic en los días de fiesta.