Bergamo en 6 horas • • Visit Bergamo

Bergamo en 6 horas

Descripción

Nuestra ciudad te puede ofrecer todo esto en sólo media jornada, pero puede ser difícil elegir entre tantas opciones.

Para ayudarte en tu visita hemos pensado en un camino que te lleve a todos los lugares más significativos, empezando por Città Alta, o mejor dicho por su corazón: Piazza Vecchia.

Te hallarás rodeado por sus palacios históricos, sus torres y sus iglesias, y tu encanto lleno de historia te arrobará: depende de ti decidir si dejarte conquistar o no.

Bajando, harás un recorrido de la historia al revés, saliendo de las Murallas Venecianas y llegando a los burgos de la ciudad baja, donde podrás mirar las numerosas obras del Accademia Carrara y de la GAMeC (Galería de Arte Moderno y Contemporáneo). Finalmente, alcanzarás el centro moderno de la ciudad, con sus tiendas y sus locales, donde podrás hacer compras y tomarte un aperitivo. 


Continuar

Nuestra ciudad te puede ofrecer todo esto en sólo media jornada, pero puede ser difícil elegir entre tantas opciones.

Para ayudarte en tu visita hemos pensado en un camino que te lleve a todos los lugares más significativos, empezando por Città Alta, o mejor dicho por su corazón: Piazza Vecchia.

Te hallarás rodeado por sus palacios históricos, sus torres y sus iglesias, y tu encanto lleno de historia te arrobará: depende de ti decidir si dejarte conquistar o no.

Bajando, harás un recorrido de la historia al revés, saliendo de las Murallas Venecianas y llegando a los burgos de la ciudad baja, donde podrás mirar las numerosas obras del Accademia Carrara y de la GAMeC (Galería de Arte Moderno y Contemporáneo). Finalmente, alcanzarás el centro moderno de la ciudad, con sus tiendas y sus locales, donde podrás hacer compras y tomarte un aperitivo. 


Piazza Vecchia, Torre Municipal y S. Maria Maggiore (desde las 9:00 hasta las 10:30)

Tomando el medio de transporte más sugerente de la ciudad, la funicular, serás como catapultado a la Edad Media de los Comunes y de las Señorías.

Después de dar una vuelta por Piazza Vecchia, te aconsejamos volver a mirar todo esto por encima, subiendo hasta la cima del Campanone.

Si incluso quieres un poco de emoción más, hazlo cuando toca la hora y la Torre se llena del tañido de las campanas; si en cambio eres sensibles a los sonidos fuertes, baja rápidamente y admira los quietos retablos de madera de Lorenzo Lotto en Santa Maria Maggiore. 

Continuar

Tomando el medio de transporte más sugerente de la ciudad, la funicular, serás como catapultado a la Edad Media de los Comunes y de las Señorías.

Después de dar una vuelta por Piazza Vecchia, te aconsejamos volver a mirar todo esto por encima, subiendo hasta la cima del Campanone.

Si incluso quieres un poco de emoción más, hazlo cuando toca la hora y la Torre se llena del tañido de las campanas; si en cambio eres sensibles a los sonidos fuertes, baja rápidamente y admira los quietos retablos de madera de Lorenzo Lotto en Santa Maria Maggiore. 

1Funiculare de la ciudad baja

Desde hace más de 120 años la funicular baja pone en comunicación el centro de Bérgamo con Città Alta, precisamente con Piazza Mercato delle Scarpe, donde solían llevarse a cabo muchos negocios. En 1430 la plaza fue destinada a la venta de zapatos, mientras que el palacio que da a la Piazza Mercato delle Scarpe, donde hoy se halla la estación de la funicular, era la sede del gremio de los zapateros.
Los bergamascos aman muchísimo la funicular y no podrían hacer sin ella: ¿hay otro medio de transporte que te permite viajar por la historia, pasando a través de las antiguas murallas vénetas que defendían Bérgamo de los ataques enemigos? Dos preciosos coches naranja suben y bajan entre jardines y panoramas únicos: cuando el cielo es limpio, puedes disfrutar de una fantástica vista de toda la Llanura Padana, ¡y hasta divisar los Apeninos!

Más informaciones

2Piazza Vecchia

Decir Piazza Vecchia es igual que decir Città Alta: durante siglos representó el corazón de la política local y sigue siendo uno de los lugares preferidos por los bergamascos para pasar el tiempo en compañía.  

Si te sientas en uno de los restaurantes y cafés de la plaza para un desayuno, un aperitivo o bien una cena romántica, estarás rodeado por la belleza. Puedes observar el Palazzo della Ragione, la más antigua de las sedes comunales de Lombardia existentes, y la Torre Cívica, llamada “Campanone”.  

En el centro de la plaza puede admirarse la fuente Contarini, regalada a la ciudad por el Podestá Alvise Contarini en 1780, mientras que al lado opuesto se halla el Palazzo Nuovo, el cual fue sede del Ayuntamiento hasta 1873 y ahora acoge la Biblioteca Angelo Mai. En su rico patrimonio de libros puedes encontrar volúmenes antiquísimos y preciosos: incunables, ediciones del Siglo XVI, grabados, manuscritos y otros restos inestimables, que la hacen una de las bibliotecas más destacadas de Italia.

La disposición geométrica de los edificios en la plaza es tan armoniosa que el arquitecto Le Corbusier, visitando la ciudad, dijo que “no se puede mover ni una piedra, sería un delito”.

Más informaciones

3Basílica de Santa María la Mayor

Hay un vinculo estrecho y antiguo entre la ciudad y la Basílica de Santa María Maggiore, debido probablemente a las raras condiciones de su edificación.

En los primeros años del 1100, una terrible epidemia de peste se difuso por toda Europa provocando muerte y desolación. Los habitantes de Bérgamo decidieron pedir socorro a la Madonna: si les hubiera protegido por el contagio, le habrían dedicado una iglesia para darle las gracias. Y como los bergamascos siempre mantienen la palabra, en 1137 respetaron el voto y construyeron la Basílica de Santa Maria Maggiore en la Piazza del Duomo, en Città Alta.

La iglesia manifestó de inmediato su esplendor, y fue enriquecida aún más en los siglos siguientes. Frescos, estucos, tapices y taraceas de madera realizadas siguiendo los diseños del famosísimo artista Lorenzo Lotto decoran hoy el interior del edificio.


Dentro de Santa Maria Maggiore se guarda, además el monumento fúnebre para Gaetano Donizetti, destacado compositor, símbolo y portavoz de Bérgamo en el mundo.

Más informaciones

4Torre civica (Campanone)

La Torre Cìvica, también llamada “Campanone”, se encuentra en la plaza más importante de Bérgamo Alta: Piazza Vecchia. Este edificio se remonta a la temporada entre el siglo XI y XII, cuando las familias aristocráticas competían para construir la torre más alta de la ciudad, hasta el punto que Bérgamo tomó el epíteto de “Ciudad de las cien torres”.

Hay distintas maneras para disfrutar con la belleza de la torre: mirarla desde Piazza Vecchia y apreciar su tamaño imponente, o bien subir hasta su cumbre y admirar un panorama único.

De hecho, no existe otro lugar donde se pueden admirar contemporáneamente las dos plazas mayores de Città Alta, Piazza Vecchia y Piazza Duomo, centros de la vida de los bergamascos desde hace siglos.

Parecida a un campanario, la Torre Cívica conecta el Palazzo della Ragione con el Palazzo del Podestà.

En este lugar, cada noche desde hace 360 a las 22 horas la campana toca sus 100 tañidos: de esta forma se solían avisar los ciudadanos de que las cuatro puertas de acceso a Città Alta estaban cerrando.

Más informaciones

Capilla Colleoni, Corsarola, Colle Aperto (desde las 10:30 hasta las 13:00)

Colleoni era un hombre muy carismático, a tal punto que ordenó a sus soldados derribar la sacristía para sustituirla con su capilla de familia.

Capitán de mercenarios sirviendo los Venecianos, hoy es conocido sobre todo por su blasón heráldico: tres testículos en campo rojo y plata. Hay muchas leyendas sobre este ampuloso símbolo, pero probablemente la más interesante dice que tocar el blasón sobre la verja de la capilla atrae la suerte.

Seas supersticioso o bien no, te aconsejamos seguir adelante a lo largo de la Corsarola, hacia Colle Aperto: por el antiguo camino romano podrás disfrutar de muchísimas tiendas de ropa y de gastronomía. 

Continuar

Colleoni era un hombre muy carismático, a tal punto que ordenó a sus soldados derribar la sacristía para sustituirla con su capilla de familia.

Capitán de mercenarios sirviendo los Venecianos, hoy es conocido sobre todo por su blasón heráldico: tres testículos en campo rojo y plata. Hay muchas leyendas sobre este ampuloso símbolo, pero probablemente la más interesante dice que tocar el blasón sobre la verja de la capilla atrae la suerte.

Seas supersticioso o bien no, te aconsejamos seguir adelante a lo largo de la Corsarola, hacia Colle Aperto: por el antiguo camino romano podrás disfrutar de muchísimas tiendas de ropa y de gastronomía. 

5Capilla Colleoni

Sin duda se trata del edificio más grandioso de Bérgamo.

Su fachada, decorada con mármoles rojos y blancos, es una obra maestra del Renacimiento italiano. Sus interiores son una explosión increíble de obras de arte: el monumento ecuestre del condotiero bergamasco Bartolomeo Colleoni, los sarcófagos incrustados de mármol, la refinada tumba de la hija Medea, los bancos taraceados.

Harían falta páginas y páginas para describir todo: ¡lo que te aconsejamos hacer es entrar en la capilla y dejarte conquistar por este pequeño universo de arte!

Más informaciones

Murallas, Accademia Carrara, GAMeC, Centro Piacentiniano (desde las 13:00 hasta las 15.00)

Desde Colle Aperto el camino a lo largo de las Murallas Venecianas te llevará hasta el corazón del arte: saliendo de Puerta S. Agostino, el Accademia Carrara y la GAMeC (Galería de Arte Moderno y Contemporáneo) podrán satisfacer tus ganas de pintura, en el radio de pocos metros.

Luego, tu paseo digestivo te llevará a los propileos de Porta Nuova, donde será posible mirar el panorama del Centro Piacentiniano.

Decide si ir a la izquierda o a la derecha, para descansar en las elegantes cafeterías del Sentierone, o bien ir de compras en las modernas tiendas de via XX Settembre. 

Continuar

Desde Colle Aperto el camino a lo largo de las Murallas Venecianas te llevará hasta el corazón del arte: saliendo de Puerta S. Agostino, el Accademia Carrara y la GAMeC (Galería de Arte Moderno y Contemporáneo) podrán satisfacer tus ganas de pintura, en el radio de pocos metros.

Luego, tu paseo digestivo te llevará a los propileos de Porta Nuova, donde será posible mirar el panorama del Centro Piacentiniano.

Decide si ir a la izquierda o a la derecha, para descansar en las elegantes cafeterías del Sentierone, o bien ir de compras en las modernas tiendas de via XX Settembre. 

6Sentierone

El centro de la Bérgamo contemporánea es el lugar perfecto para dar un paseo e ir de compras, en el nombre de la diversión, del arte y de la historia.

Este espléndida calle centenaria es también nombrado Centro Piacentiniano: se trata de un fantástico conjunto arquitectónico que solía acoger la antigua feria de la ciudad.

Esta misma atmosfera de antaño vuelve a percibirse muy a menudo, gracias a los numerosos eventos y mercados típicos que animan el centro a lo largo del año, con miles de colores y perfumes.  

A lo largo del Sentierone, bordeando la hilera de castaños y yendo más allá de los Propileos de Porta Nuova, se alcanza via XX Settembre, a la cual se asoma Palazzo Frizzoni, la sede del Ayuntamiento.

A partir de aquí sólo hay que dejarse llevar por la intensa vida local: vas a encontrar boutiques y todo tipo de tienda, pequeñas plazas y preciosísimos callejones, todo en el nombre de la diversión.

Y por fin, ¡disfruta con un café o bien un aperitivo en uno de los numerosos locales animando este rincón de la ciudad!

Más informaciones

7Porta Nuova

El tren es el mejor medio de transporte para llegar a Bérgamo: al salir de la estación, la ciudad puede admirarse en toda su gloria. La vista sigue una línea recta hasta Porta Nuova, el corazón de la Ciudad Baja. Levantando un poco la cabeza, la mirada se llena de la silueta majestuosa y perfecta de las colinas de la Ciudad Alta.

En 1847, la vieja puerta insertada en las “Muraine”, las poderosas murallas del siglo XV rodeando las colinas y bajando hasta la Ciudad Baja y los burgos, se reemplazó con una verja de hierro abriendo una brecha en la fortificación: es la Porta Nuova, la puerta nueva.

Este lugar representó durante mucho tiempo la entrada principal a la zona comercial de Bérgamo. Hoy sigue siendo el eje en torno al cual se desarrollan las calles y los monumentos más importantes de Bérgamo Baja.

Más informaciones

8GAMeC

La Galería de Arte Moderno y Contemporáneo de Bérgamo nació en el año 1991, frente a su “hermana mayor” la Pinacoteca Accademia Carrara, en un edificio del siglo XV totalmente renovado, que solía ser un monasterio. En sus diez salas expositivas es posible admirar a un conjunto del Siglo XX: pinturas y estatuas realizadas por artistas internacionales divididas en macro-temáticas.  No te pierdas la Colección Manzù. Aquí en su ciudad de origen podrás admirar  las obras  de Giacomo Manzoni, conocido con el nombre de Manzù, el destacado escultor bergamasco cuyas estatuas de bronce están expuestas en cada parte del mundo. Las otras colecciones de la Galería te llevarán a un viaje por los movimientos artísticos de comienzos del Siglo XX, para hacerte descubrir las mejores corrientes y las más influyentes: desde las pinturas europeas de los años ’50 y ’60 (sobre todo de arte informal), hasta las obras maestras de arte moderna realizadas por Balla, Boccioni, De Chirico, Kandinsky y Morandi. Además, GAMEC acoge también piezas de artistas italianos de los años ’30 como Sironi, junto con muchas obras contemporáneas de Cattelan, Beecroft, Man y Basilico.

Déjate conquistar por este viaje a través del pasado más próximo hasta el presente del arte internacional, entre los 1.500 metros cuadrados de exposición de la GAMeC.        

Más informaciones

9Murallas venecianas

Bérgamo no sería la misma sin su majestuosas Murallas venecianas: más de seis km de largo, lugar ideal para dar románticos paseos, escenario de inolvidables puestas del sol, llevan más de cuatro siglos guardando las bellezas de Città Alta.

El inestimable valor artístico y cultural de las Murallas se demuestra también por su candidatura a ser incluidas en la lista del patrimonio Unesco de la humanidad, un recorrido tomado en 2007 que acaba de llegar a sus últimas etapas.

La República de Venecia decidió edificarlas en 1561 para detener los ataques enemigos, pero la Historia fue indulgente: de hecho, afortunadamente las Murallas nunca sufrieron algún asedio. De esta manera se preservaron casi intactas hasta el día de hoy.

Están formadas por 14 baluartes, dos plataformas, 100 aberturas para los cañones, dos polvorines, cuatro puertas, además del complicado enredo subterráneo de salidas, pasajes y galerías: ¡no te pierdas la ocasión de caminar dentro de las Murallas y visitar las cañoneras de San Michele y San Giovanni!

Más informaciones

10Pinacoteca dell'Accademia Carrara

Un edificio neoclásico majestuoso asomándose a una amplia plaza adoquinada acoge la Accademia Carrara desde hace 1810, fundada en 1794 por el Conde Giacomo Carrara. Al visitarla, te sorprenderá la belleza de las obras expuestas, pintadas por artistas como Moroni, Pisanello, Lotto, Botticelli, Tiziano, Palma el Viejo, Canaletto, Hayez, Piccio, Baschenis. El patrimonio artístico originario estaba formado por la riquísima colección del conde Carrara, que destinó todos sus bienes al mantenimiento del Museo. Con el tiempo, muchas otras obras se añadieron a la colección, inclusas unas verdaderas obras maestras. Por ejemplo, la Madonna con el Niño de Mantegna, donde puedes contemplar su habilidad en la realización de minúsculos detalles tal como los bordados de oro en el fondo azul lapislázuli del manto de la Virgen.

O bien, la pintura de Pellizza da Volpedo representando el sufrimiento y el dolor de la mujer del retrato de Santina Negri. Por no hablar del maravilloso San Sebastian pintado por Rafael Sanzio, mirándote con sus ojos serenos y enigmáticos. 

Más informaciones