Teatro Gaetano Donizetti • • Visit Bergamo

Teatro Gaetano Donizetti

Descripción

El Teatro Donizetti tiene una superficie total de 3.200 metros cuadros. La sala principal mantuvo el diseño original de 1786: mide 360 metros cuadros y cuenta con una capacidad de 532 asientos. Hay 102 palcos, divididos en tres filas, para un total de 1154 asientos.

Es fácil entender el estupor de los bergamascos al ver este magnifico edificio, durante una época cuando sólo existían pequeños teatros provisionales de madera.

En el centro de la sala pende una centelleante araña de cristal con 78 lámparas, mientras que otras fuentes de luz se encuentran en los palcos.

Debido a la distribución y la harmonía del sonido, se considera como uno de los mejores teatros de Italia.

El nombre original era “Riccardi”, del apellido de su constructor. Este Teatro es sobre todo el lugar donde los conciudadanos del gran maestro bergamasco Donizetti conocieron y apreciaron sus óperas – más de 70. Imagínate la emoción de Donizetti al verse homenajeado por una ovación sincera y cariñosa por parte del público presente en teatro en ocasión del estreno de L’esule a Roma. Esta “consagración” ocurrió en 1840; Donizetti iba a fallecer en Bérgamo, su ciudad de nacimiento, unos años después, en 1848.


Las óperas de Donizetti que más se ponen en escena en los teatros internacionales son L'elisir d'amore, Lucia di Lammermoor y Don Pasquale. Frecuentemente se escenifican también La fille du régiment, La Favorite, Maria Stuarda, Anna Bolena, Lucrezia Borgia y Roberto Devereux.

Las orígenes.

El Teatro Riccardi se edificò en 1791 y tenía una fajada enlucida precedida por un pequeño porche, muy distinto del de hoy. Después del incendio (doloso probablemente) de 1797, fue reconstruido y volvió a abrirse en 1800.

La historia.

En 1887, en ocasión del 100° aniversario del nacimiento de Gaetano Donizetti, el Teatro Riccardi cambió su nombre y tuvo él del renombrado compositor: después de unas obras de reacondicionamiento el edificio llegó a tener el aspecto actual.

Durante los años Veinte del siglo XX se derribaron los centenarios cobertizos de la Fábrica de la Feria: siguiendo el plano del arquitecto Piacentini se construyeron los majestuosos y elegantes palacios que puedes admirar alrededor del Teatro.
Después de las obras de ampliación y renovación empezadas en 1958, en 1964 empezó una nueva y riquísima temporada de éxitos por el Teatro.
En 1966 el Ayuntamiento obtuvo la gestión del Teatro.
En 1968, gracias a una disposición del Gobierno, el teatro fue incluido entre los “Teatros de tradición”, como reconocimiento de su identidad cultural.
En 1982 nació el Festival “Donizetti e il suo tempo” (“Donizetti y su tiempo”), proponiéndose el objetivo de investigar y descubrir más sobre el compositor. El nuevo Foyer se inauguró en 1992 en el marco del Festival Donizettiano, y acoge también encuentros, conciertos y varios eventos.

Hoy

Además del Doremix – Temporada de Ópera y Ballet, el Donizetti tiene también una muy buena y atendida temporada teatral y de teatro contemporáneo, “Altri Percorsi”, junto con muchas otras iniciativas de espectáculo, como el Festival Internacional Bergamo Jazz y la temporada de opereta.
El Teatro acoge incluso el prestigioso Festival Pianístico Internacional de Brescia y Bérgamo, organizado por la asociación Ente Festival Pianistico.

Curiosidad

La ópera “Ernani” de Giuseppe Verdi se estrenó en el Teatro Donizetti en 1884, asistiendo Verdi en persona a su representación. La puesta en escena, curada por el mismo Verdi, tuvo un buenísimo éxito y muchísimos representantes del mundo artístico asistieron a la escenificación. En 1847, en el Teatro tuvo lugar una memorable puesta en escena de la ópera I lombardi alla prima Crociata, con una larguísima ovación durante el famoso coro "O Signore dal tetto natio", expresión del deseo de libertad de cada pueblo.

Continuar

El Teatro Donizetti tiene una superficie total de 3.200 metros cuadros. La sala principal mantuvo el diseño original de 1786: mide 360 metros cuadros y cuenta con una capacidad de 532 asientos. Hay 102 palcos, divididos en tres filas, para un total de 1154 asientos.

Es fácil entender el estupor de los bergamascos al ver este magnifico edificio, durante una época cuando sólo existían pequeños teatros provisionales de madera.

En el centro de la sala pende una centelleante araña de cristal con 78 lámparas, mientras que otras fuentes de luz se encuentran en los palcos.

Debido a la distribución y la harmonía del sonido, se considera como uno de los mejores teatros de Italia.

El nombre original era “Riccardi”, del apellido de su constructor. Este Teatro es sobre todo el lugar donde los conciudadanos del gran maestro bergamasco Donizetti conocieron y apreciaron sus óperas – más de 70. Imagínate la emoción de Donizetti al verse homenajeado por una ovación sincera y cariñosa por parte del público presente en teatro en ocasión del estreno de L’esule a Roma. Esta “consagración” ocurrió en 1840; Donizetti iba a fallecer en Bérgamo, su ciudad de nacimiento, unos años después, en 1848.


Las óperas de Donizetti que más se ponen en escena en los teatros internacionales son L'elisir d'amore, Lucia di Lammermoor y Don Pasquale. Frecuentemente se escenifican también La fille du régiment, La Favorite, Maria Stuarda, Anna Bolena, Lucrezia Borgia y Roberto Devereux.

Las orígenes.

El Teatro Riccardi se edificò en 1791 y tenía una fajada enlucida precedida por un pequeño porche, muy distinto del de hoy. Después del incendio (doloso probablemente) de 1797, fue reconstruido y volvió a abrirse en 1800.

La historia.

En 1887, en ocasión del 100° aniversario del nacimiento de Gaetano Donizetti, el Teatro Riccardi cambió su nombre y tuvo él del renombrado compositor: después de unas obras de reacondicionamiento el edificio llegó a tener el aspecto actual.

Durante los años Veinte del siglo XX se derribaron los centenarios cobertizos de la Fábrica de la Feria: siguiendo el plano del arquitecto Piacentini se construyeron los majestuosos y elegantes palacios que puedes admirar alrededor del Teatro.
Después de las obras de ampliación y renovación empezadas en 1958, en 1964 empezó una nueva y riquísima temporada de éxitos por el Teatro.
En 1966 el Ayuntamiento obtuvo la gestión del Teatro.
En 1968, gracias a una disposición del Gobierno, el teatro fue incluido entre los “Teatros de tradición”, como reconocimiento de su identidad cultural.
En 1982 nació el Festival “Donizetti e il suo tempo” (“Donizetti y su tiempo”), proponiéndose el objetivo de investigar y descubrir más sobre el compositor. El nuevo Foyer se inauguró en 1992 en el marco del Festival Donizettiano, y acoge también encuentros, conciertos y varios eventos.

Hoy

Además del Doremix – Temporada de Ópera y Ballet, el Donizetti tiene también una muy buena y atendida temporada teatral y de teatro contemporáneo, “Altri Percorsi”, junto con muchas otras iniciativas de espectáculo, como el Festival Internacional Bergamo Jazz y la temporada de opereta.
El Teatro acoge incluso el prestigioso Festival Pianístico Internacional de Brescia y Bérgamo, organizado por la asociación Ente Festival Pianistico.

Curiosidad

La ópera “Ernani” de Giuseppe Verdi se estrenó en el Teatro Donizetti en 1884, asistiendo Verdi en persona a su representación. La puesta en escena, curada por el mismo Verdi, tuvo un buenísimo éxito y muchísimos representantes del mundo artístico asistieron a la escenificación. En 1847, en el Teatro tuvo lugar una memorable puesta en escena de la ópera I lombardi alla prima Crociata, con una larguísima ovación durante el famoso coro "O Signore dal tetto natio", expresión del deseo de libertad de cada pueblo.