Bergamo, la maravilla a un paso de la EXPO.

Del intercambio con Venecia tuvieron origen algunos significativos acontecimientos como la larga relación entre Lorenzo Lotto y Bergamo, que vivió allí durante diez años – desde el 1513 al 1523 -, y que consideró como su segunda patria.

A esta presencia están relacionadas las obras maestras de las cuales la ciudad es rica, como el Retablo Martinengo en la iglesia de San Bartolomeo, mientras que en la provincia resaltan el políptico de Ponteranica y el retablo de Celana, además del extraordinario ciclo de frescos de la historia de Santa Barbara, en Trescore Balneario.

 

¿Necesitas ayuda?

X

¡Contáctanos en WhatsApp!