La isla y la llanura bergamasca

La isla y la llanura bergamasca representa un amplio territorio rico de monumentos destacados – restos romanos, iglesias románicas, monasterios, villas nobiliarias. Sin embargo, los restos industriales como el Puente San Michele en Calusco y el pueblo obrero de Crespi d’Adda, patrimonio UNESCO, son los que más sorprenden debido a sus arquitecturas y el encanto de su historia.

Torres, fortalezas y castillos salpican la isla – “isola” – bergamasca, una “isla” de tierra entre los dos ríos Adda y Brembo, contando una historia atormentada de luchas y dominaciones. Para entenderla mejor, puedes visitar los sitios principales de estas luchas: os castillos. No te pierdas los de Solza, Mapello y Calusco. Además de los rastros dejados por el poder civil, la isla bergamasca cuenta también con muchos símbolos del poder religioso: la iglesia románica de Santa Giulia en Bonate y la abadía medieval de Fontanella.

Y por si fuera poco, en Sotto il Monte es posible incluso visitar los lugares donde creció el Papa Bueno, San Juan XXIII.

Esta zona está caracterizada también por una obra de ingeniería muy atrevida, parecida a la Torre Eiffel: el puente de hierro San Michele, con una única arcada larga 266 metros uniendo el pueblo de Calusco con el de Paderno d’Adda. Pero la verdadera guinda es Crespi d’Adda, uno de los ejemplos mejor conservados de pueblo obrero en Europa, declarado Patrimonio de la humanidad UNESCO en 1995.

Además, los castillos más destacados se hallan en la parte de llanura cerrando al sur la provincia bergamasca: Malpaga y Cavernago, ambos pertenecidos al condotiero Bartolomeo Colleoni, junto con los de Palazzago, Urgnano y Pumenengo y los preciosos pueblos de Romano di Lombardia, Martinengo y finalmente Treviglio, importante centro urbano vivaz y rico de cultura.

Por los peregrinos es imprescindible visitar el santuario de Caravaggio, uno de los centros de culto mariano más majestuosos.

La Llanura
Tres ríos, decenas de castillos, antiguos lugares de culto, caces y manantiales. Extendida hacia el sur, la llanura bergamasca es fértil tierra de agua, de historia y de fe
La Isla Bergamasca
Entre los ríos Adda y Brembo, un territorio que tiene la envergadura de los parques y una historia que transcurre entre orillas fluviales donde permaneció, estudiándolas,...

¿Necesitas ayuda?

X

¡Contáctanos en WhatsApp!