Palacio Visconti Brignano

Descripción

El Palazzo Vecchio es un edificio que se atribuye a los finales del cinquecento, realizado sobre construcciones fortificadas preexistentes. Recientemente restaurado, aloja en la planta baja a la sede municipal.

El piso principal ofrece numerosas salas con frescos, que lo transforman en uno de los mejores exponentes del barroco lombardo. En los ambientes representativos pueden observarse frescos dedicados a los fastos dinásticos en la sala del trono, que data del 1675, en la cual los exponentes más ilustres de la familia Visconti se recortan en altos pedestales en forma de estatuas monocromáticas pintadas.

 


La Sala dell’Innominato una vez alojó la galería de los cuadros de familia, mientras que las salas de menores dimensiones proponen una decoración con frescos solo en la parte superior adyacente a los techos artesonados de madera, con escenas alegóricas y mitológicas.

La escalinata, fruto de una refinada intervención de “settecento”, está completamente decorada con frescos de escenas dedicadas a los trabajo de Hércules, con figuras femeninas alegóricas y con encuadres arquitectónicos de gran efecto, mientras que en el techo domina la apoteosis de la dinastía Visconti entre los dioses del Olimpo.

Continuar

El Palazzo Vecchio es un edificio que se atribuye a los finales del cinquecento, realizado sobre construcciones fortificadas preexistentes. Recientemente restaurado, aloja en la planta baja a la sede municipal.

El piso principal ofrece numerosas salas con frescos, que lo transforman en uno de los mejores exponentes del barroco lombardo. En los ambientes representativos pueden observarse frescos dedicados a los fastos dinásticos en la sala del trono, que data del 1675, en la cual los exponentes más ilustres de la familia Visconti se recortan en altos pedestales en forma de estatuas monocromáticas pintadas.

 


La Sala dell’Innominato una vez alojó la galería de los cuadros de familia, mientras que las salas de menores dimensiones proponen una decoración con frescos solo en la parte superior adyacente a los techos artesonados de madera, con escenas alegóricas y mitológicas.

La escalinata, fruto de una refinada intervención de “settecento”, está completamente decorada con frescos de escenas dedicadas a los trabajo de Hércules, con figuras femeninas alegóricas y con encuadres arquitectónicos de gran efecto, mientras que en el techo domina la apoteosis de la dinastía Visconti entre los dioses del Olimpo.