IGLESIA DE LA BEATA VERGINE DEL PARADISO – CLUSONE

Descripción

En el barrio viejo de Clusone se sitúa la Iglesia del Paradiso.

 

Se construyó como extensión de un monasterio del siglo XIII y su aspecto actual se debe a varias intervenciones realizadas entre el siglo XVIII y XX.

La iglesia se sitúa en Piazza Paradiso y lleva en sus espacios internos muchas obras de arte de gran valor.

De hecho, su cachada sencilla esconde un interior lleno de pinturas, capillas y obras sorprendentes.

Destaca el fresco del siglo XV representando Nuestra Señora de Dolores, una representación particular y fervorosa del dolor de la Virgen, aparte de muchas obras por escultores, cinceladores, artesanos y pintores de Clusone, como Carpinoni, Cifrondi, Galizzi y Brighenti. El altar de la Visitación (siglo XX) de Virginio Muzio, interpretando ciertos elementos de Fantoni, es uno de los elementos artísticos más relevantes.

 

La fachada es de piedra local. Según la tradición, estas piedras vienen de ciertas fortalezas dónde se amparaban güelfos y gibelinos.

 


Continuar

En el barrio viejo de Clusone se sitúa la Iglesia del Paradiso.

 

Se construyó como extensión de un monasterio del siglo XIII y su aspecto actual se debe a varias intervenciones realizadas entre el siglo XVIII y XX.

La iglesia se sitúa en Piazza Paradiso y lleva en sus espacios internos muchas obras de arte de gran valor.

De hecho, su cachada sencilla esconde un interior lleno de pinturas, capillas y obras sorprendentes.

Destaca el fresco del siglo XV representando Nuestra Señora de Dolores, una representación particular y fervorosa del dolor de la Virgen, aparte de muchas obras por escultores, cinceladores, artesanos y pintores de Clusone, como Carpinoni, Cifrondi, Galizzi y Brighenti. El altar de la Visitación (siglo XX) de Virginio Muzio, interpretando ciertos elementos de Fantoni, es uno de los elementos artísticos más relevantes.

 

La fachada es de piedra local. Según la tradición, estas piedras vienen de ciertas fortalezas dónde se amparaban güelfos y gibelinos.