Panificio F.lli Marchesi

Panificio F.lli Marchesi

Descripción

Una historia que se relata a través del pan, con el sabor intenso de la tradición 

La panadería Panificio F.lli Marchesi cuenta con tres tiendas en la ciudad: la primera está en el barrio de Boccaleone (desde 1960), la segunda en Borgo Palazzo y la tercera en Piazza Pontida.  

En compañía del Distretto Urbano del Commercio encontramos a Roberto Marchesi, de casi cuarenta años, la tercera generación de la familia, el cual nos ha contado la historia de la panadería durante su gestión - que empezó después de un intenso recorrido de sucesión en 2012.  

“Ha sido arduo” dice con una media sonrisa. 

El, al contrario de otros comerciantes, no trabajo en una panadería cuando era niño, ni ocupando varias posiciones en el negocio. En cambio, se licenció en ciencias económicas y tiene una larga experiencia laboral, sobre todo en Milán. Allí ha organizado eventos y durante cuatro años ha trabajado como responsable de zona por la feria Artigiano in Fiera. 

Roberto es un hombre concreto y determinado, siempre en busca de nuevos retos, con una auténtica visión empresarial. 

“Nosotros miramos más allá de los demás y tenemos siempre que luchar contra la idea de que ‘siempre se hizo así’”. 

Sin embargo, cuando en 2012 le dijo a su padre que quería manejar la tienda, su familia se sintió tranquilizada por su experiencia profesional: ya tenía su confianza completa. 

No obstante, fue un proceso largo y difícil: “Cuando era joven decían que era desordenado y descuidado”. Luego vieron que trabajaba con pasión y con seriedad y con el paso del tiempo le dejaron gestionar el negocio.  

“Papá estaba cansado. Veía que esto le costaba y entendí que ya era el momento de salir ahí fuera. Trabajaba cada día, doce horas al día, y durante los primeros dos años fue el primero a llegar cada mañana. En cierto momento le pedí que diera un paso atrás.” 

Roberto, que podía confiar en la alta calidad de los productos y de los panaderos - como su tío Silvano Marchesi - pudo utilizar sus conocimientos empresariales dedicándose al marketing y a la organización: hizo que la marca F.lli Marchesi fuera reconocible, invento el “bolso de Marchesi” (una promoción semanal que se ordena con Facebook y se recoge en una de las tres tiendas) con productos locales y dos comidas preparadas para llevar, y sobre todo hizo que su Panettone fuera un producto único e imprescindible en las fiestas de Navidad de los bergamascos, con su propia página web.  

Este joven empresario del buen pan supo demostrar que la calidad no es suficiente: lo que marca la diferencia es la gestión de las relaciones con los clientes online y offline. 

“Estoy invirtiendo mucho en los jóvenes: la mayoría de mis empleados tiene menos de treinta y cinco años; por ellos y por nosotros lo que importa es que se responsabilicen y que aprendan.”

Entre las trabajadoras de la panadería destaca su mamá, que - según él - es la “Ibrahimovic de las vendedoras, que cada semana amenaza con irse y luego se queda sonriente en primera línea”. 

“Por el 50% el éxito del negocio depende de los que acogen a los clientes” y Roberto se está comprometiendo cada vez más para mantener y valorizar los talentos. 

Todavía se puede mejorar en esto, porque - añade - “El verdadero èxito es una actividad que puede marchar por sí sola y que me permita trabajar desde lejos dentro de 4 o 5 años, mientras que me dedico a mi huerta”. 

Roberto lo tiene todo muy claro y tiene un plan concreto para realizar sus ideas: “El empresario es alguien que desea hacer algo por sí mismo y también para los demás. Los ingresos son algo más, si solamente piensas en esos, no lo haces”.  

¿Qué te dicen tus padres hoy?

“No mucho. Pero cada año mi madre me pregunta frente a mi padre cuántos panettoni hemos vendido este año y cuántos más del año pasado. Es mi mayor partidaria” se ríe Roberto y agrega: “Mis padres me enseñaron mucho: ella me ha transmitido su elegancia en tratar con las cosas y con las personas, él me dio su mirada amplia”. 

 


Per maggiori informazioni:

www.ilpanettonemarchesi.it

Tel. +39 035225302 (anche WhatsApp)

Continuar

Una historia que se relata a través del pan, con el sabor intenso de la tradición 

La panadería Panificio F.lli Marchesi cuenta con tres tiendas en la ciudad: la primera está en el barrio de Boccaleone (desde 1960), la segunda en Borgo Palazzo y la tercera en Piazza Pontida.  

En compañía del Distretto Urbano del Commercio encontramos a Roberto Marchesi, de casi cuarenta años, la tercera generación de la familia, el cual nos ha contado la historia de la panadería durante su gestión - que empezó después de un intenso recorrido de sucesión en 2012.  

“Ha sido arduo” dice con una media sonrisa. 

El, al contrario de otros comerciantes, no trabajo en una panadería cuando era niño, ni ocupando varias posiciones en el negocio. En cambio, se licenció en ciencias económicas y tiene una larga experiencia laboral, sobre todo en Milán. Allí ha organizado eventos y durante cuatro años ha trabajado como responsable de zona por la feria Artigiano in Fiera. 

Roberto es un hombre concreto y determinado, siempre en busca de nuevos retos, con una auténtica visión empresarial. 

“Nosotros miramos más allá de los demás y tenemos siempre que luchar contra la idea de que ‘siempre se hizo así’”. 

Sin embargo, cuando en 2012 le dijo a su padre que quería manejar la tienda, su familia se sintió tranquilizada por su experiencia profesional: ya tenía su confianza completa. 

No obstante, fue un proceso largo y difícil: “Cuando era joven decían que era desordenado y descuidado”. Luego vieron que trabajaba con pasión y con seriedad y con el paso del tiempo le dejaron gestionar el negocio.  

“Papá estaba cansado. Veía que esto le costaba y entendí que ya era el momento de salir ahí fuera. Trabajaba cada día, doce horas al día, y durante los primeros dos años fue el primero a llegar cada mañana. En cierto momento le pedí que diera un paso atrás.” 

Roberto, que podía confiar en la alta calidad de los productos y de los panaderos - como su tío Silvano Marchesi - pudo utilizar sus conocimientos empresariales dedicándose al marketing y a la organización: hizo que la marca F.lli Marchesi fuera reconocible, invento el “bolso de Marchesi” (una promoción semanal que se ordena con Facebook y se recoge en una de las tres tiendas) con productos locales y dos comidas preparadas para llevar, y sobre todo hizo que su Panettone fuera un producto único e imprescindible en las fiestas de Navidad de los bergamascos, con su propia página web.  

Este joven empresario del buen pan supo demostrar que la calidad no es suficiente: lo que marca la diferencia es la gestión de las relaciones con los clientes online y offline. 

“Estoy invirtiendo mucho en los jóvenes: la mayoría de mis empleados tiene menos de treinta y cinco años; por ellos y por nosotros lo que importa es que se responsabilicen y que aprendan.”

Entre las trabajadoras de la panadería destaca su mamá, que - según él - es la “Ibrahimovic de las vendedoras, que cada semana amenaza con irse y luego se queda sonriente en primera línea”. 

“Por el 50% el éxito del negocio depende de los que acogen a los clientes” y Roberto se está comprometiendo cada vez más para mantener y valorizar los talentos. 

Todavía se puede mejorar en esto, porque - añade - “El verdadero èxito es una actividad que puede marchar por sí sola y que me permita trabajar desde lejos dentro de 4 o 5 años, mientras que me dedico a mi huerta”. 

Roberto lo tiene todo muy claro y tiene un plan concreto para realizar sus ideas: “El empresario es alguien que desea hacer algo por sí mismo y también para los demás. Los ingresos son algo más, si solamente piensas en esos, no lo haces”.  

¿Qué te dicen tus padres hoy?

“No mucho. Pero cada año mi madre me pregunta frente a mi padre cuántos panettoni hemos vendido este año y cuántos más del año pasado. Es mi mayor partidaria” se ríe Roberto y agrega: “Mis padres me enseñaron mucho: ella me ha transmitido su elegancia en tratar con las cosas y con las personas, él me dio su mirada amplia”. 

 


Per maggiori informazioni:

www.ilpanettonemarchesi.it

Tel. +39 035225302 (anche WhatsApp)

Lo más destacado en los alrededores