Iseo –agua y vino
El lago de Iseo inferior – entre naturaleza y maravillas del arte

Colinas suaves salpicadas por viñas, torres medievales, villas modernistas. El itinerario que va desde la Valcalepio hacia el lago de Iseo es un conjunto de belleza. 

Conducir lentamente, pedalear, caminar, pararse de vez en cuando para disfrutar de las bodegas en los viñedos del Valcalepio, sentir como el perfume del aire cambia tan pronto como te acercas al lago, sorprenderse mirando al centro urbano de Sarnico, con su perfil medieval. Visitar la zona inferior del lago de Iseo ofrece excursiones al aire libre y en el arte, delicias gastronómicas y sobre todo nunca deja de encantar. 

Penetra en las viñas del Valcalepio, inmersas en suaves colinas que esconden minúsculas y confortables bodegas.
Relájate y déjate tentar por una copa de vino y por la perfecta combinación con embutidos y quesos locales.
Sarnico regala no sólo un hermoso panorama del lago y de su paisaje circunstante, sino que también desvela un alma cultural prestigiosa.
La Pinacoteca Bellini guarda alrededor de 150 piezas, que constituyen casi un “retrato” del arte entre el Siglo XVI y XVIII. Merece la pena visitar la iglesia Parroquial, la cual sobresale en el panorama por su majestuosa y elegante fajada.
Si hacéis una excursión en barco, podéis admirar los magníficos jardines y el perfil de Villa Faccanoni, fantástico ejemplo de arquitectura modernista.
Predore, pequeña ciudad cerca de Sarnico, no sólo duplica su belleza reflejándose en las aguas de lago, sino que también te da la oportunidad de visitar el edificio termal de una villa romana del Primer siglo d.C.

¿Necesitas ayuda?

X

¡Contáctanos en WhatsApp!