BERGAMO EN LA MESA
Disfruta los platos típicos del territorio y llévate a casa los sabores de la espléndida Bérgamo.

No te pierdas ni uno de los sabores que solo te puede regalar Bérgamo. Te proponemos un menú perfecto por ti: desde el desayuno hasta la cena, todo a base de delicias locales.


Se trata de productos que puedes disfrutar en un restaurante típico, o que puedes comprar en las tiendas tradicionales, para llevarte a casa los perfumes de un viaje inolvidable.

 

Desayuno musical con latarta Donizetti, que esconde una deliciosa sorpresa de albaricoques y piñas confitadas.
Un tentempié a base de pan y salami, fragrante y apetitoso; casi se derrite en la boca y es el orgullo de nosotros los bergamascos. ¡Simplemente inolvidable!
Almuerzo a base de casoncelli: raviolis especiales cuyo relleno supone una receta sereta, guardada por cada familia bergamasca. ¡Se sazonan con mantequilla derretida, panceta y salvia!
Por otro lado hay los Scarpinòcc de Par, la versión sin carne de los casoncelli, que solo se preparan con un relleno de quesos, pan rallado, huevos, mantequilla y especias. Ingrediente especial: las pasas.
Bérgamo es casi un sinónimo de Polenta: siendo el verdadero el oro amarillo de los pobres, la polenta es la comida tradicional más popular y se acompaña muy bien con conejo y vino tinto.
¿Una carne aun más rica? El estofado de buey: el jugo que se crea durante la lentísima cocción se verte por encima de la polenta, para darle mas sabor.
Con sus 9 productos DOP, Bérgamo es la “capital de los quesos”. Formai de Mut, Taleggio, Bitto, Grana Padano, Gorgonzola, Quartirolo Lombardo, Provolone Valpadana, Salva Cremasco y Strachitunt. Disfrutalos solos o bien acompañados por confituras y miel.
¿Y de beber? Un vaso de vino Valcalepio DOC se marida perfectamente con todo. Por otro lado, para acompañar el postre preferimos el Moscato di Scanzo: un vino de pasas embriagador y delicioso.