Dossena

Descripción

Solamente 35 km lejos de Bérgamo, Dossena es la capital del hierro del Valle Brembana, uno de los primeros asentamientos de esta zona.

El nombre viene del término latín “Dorsum”, es decir “monte, cima”. Dossena solía ser el asentamiento cerca del monte Vaccareggio, habitado ya a partir de la edad del bronce, para explotar los yacimientos de metal. ¡Cuando todavía no había carteles indicadores, la naturaleza era un buen punto de referencia!

Los yacimientos de fluorita, presentes en la zona del monte Vaccareggio, siempre han sido el motivo de la riqueza de esta tierra. El origen del nombre de este metal es muy curiosa: en latin, el verbo “fluere” significa “fluir, escorrer”, porque este mineral se fundía y se hacía liquido, ya a temperaturas muy bajas.

Debido a esta propiedad, la fluorita era tan estratégica que se utilizaba en distintos ámbitos, desde la siderurgia hasta la industria del vidrio, desde la ingeniería aérea hasta la industria espacial. La fluorita extraída aquí en Dossena ha sido utilizada para construir ciertos tipos de cohetes vectores - los Atlas y los Saturno - de la NASA para las misiones lunares.

El sistema de galerías ha sido realizado durante los siglos por muchas generaciones de habitantes, que trabajaron en las minas del pueblo solamente con las fuerzas de sus brazos y con los picos. Hoy en día su esfuerzo nos maravilla: una muestra sorprendente de sacrificio y dedicación. Hoy en Dossena viven 930 personas, y es el 190° pueblo de la provincia de Bérgamo por número de habitantes: sin embargo, a la cumbre de la actividad minera, en los años Veinte aquí vivían casi 1200 personas, la mayoría de las cuales trabajaban en la mina.

Visitar las antiguas minas es igual que hacer un auténtico “Viaje al centro de la tierra”, una experiencia realmente inolvidable: es emocionante entrar en la oscuridad de las galerías excavadas con las manos, guiados por las luz de las antorchas. Las amplias cámaras de cultivo y los cuarteles subterráneos hacen que este lugar sea una muestra de arqueología industrial única.

La naturaleza protagonista los alrededores de Dossena, rodeada por un entorno lozano. Durante la primavera, en una fiesta de colores y perfumes, es posible explorar esta tierra gracias a la ruta del CAI y recorridos aptos para los ciclistas.

En Dossena puedes también disfrutar las comidas típicas locales, quesos, embutidos y deliciosas cervezas artesanales. Los numerosos restaurantes proponen menús tradicionales, las empresas agrícolas de esta zona representan muy bien todo el valor de la tradición gastronómica.

Durante el siglo XVI, Leonardo Da Vinci visitó Dossena para investigar los yacimientos y los minerales locales. El maestro se enamoró de Dossena por su naturaleza y por la atmósfera de este lugar y de su valle. Una de sus mapas de esta zona se conserva en una de las tablas del Código Windsor, preciosísima colección de la Royal Academy de Londres.

Dossena es un lugar para todo el mundo: familias con niños, grupos de amigos y sobre todo apasionados por la comida y la naturaleza. Vien a Dossena, alójate aquí y descubre sus bellezas, su historia y sus tradiciones vinícolas y gastronómicas. Sorprendete admirando la puesta del sol desde los montes Orobie y los panoramas asombrosos de esta tierra mágica.

 


Continuar

Solamente 35 km lejos de Bérgamo, Dossena es la capital del hierro del Valle Brembana, uno de los primeros asentamientos de esta zona.

El nombre viene del término latín “Dorsum”, es decir “monte, cima”. Dossena solía ser el asentamiento cerca del monte Vaccareggio, habitado ya a partir de la edad del bronce, para explotar los yacimientos de metal. ¡Cuando todavía no había carteles indicadores, la naturaleza era un buen punto de referencia!

Los yacimientos de fluorita, presentes en la zona del monte Vaccareggio, siempre han sido el motivo de la riqueza de esta tierra. El origen del nombre de este metal es muy curiosa: en latin, el verbo “fluere” significa “fluir, escorrer”, porque este mineral se fundía y se hacía liquido, ya a temperaturas muy bajas.

Debido a esta propiedad, la fluorita era tan estratégica que se utilizaba en distintos ámbitos, desde la siderurgia hasta la industria del vidrio, desde la ingeniería aérea hasta la industria espacial. La fluorita extraída aquí en Dossena ha sido utilizada para construir ciertos tipos de cohetes vectores - los Atlas y los Saturno - de la NASA para las misiones lunares.

El sistema de galerías ha sido realizado durante los siglos por muchas generaciones de habitantes, que trabajaron en las minas del pueblo solamente con las fuerzas de sus brazos y con los picos. Hoy en día su esfuerzo nos maravilla: una muestra sorprendente de sacrificio y dedicación. Hoy en Dossena viven 930 personas, y es el 190° pueblo de la provincia de Bérgamo por número de habitantes: sin embargo, a la cumbre de la actividad minera, en los años Veinte aquí vivían casi 1200 personas, la mayoría de las cuales trabajaban en la mina.

Visitar las antiguas minas es igual que hacer un auténtico “Viaje al centro de la tierra”, una experiencia realmente inolvidable: es emocionante entrar en la oscuridad de las galerías excavadas con las manos, guiados por las luz de las antorchas. Las amplias cámaras de cultivo y los cuarteles subterráneos hacen que este lugar sea una muestra de arqueología industrial única.

La naturaleza protagonista los alrededores de Dossena, rodeada por un entorno lozano. Durante la primavera, en una fiesta de colores y perfumes, es posible explorar esta tierra gracias a la ruta del CAI y recorridos aptos para los ciclistas.

En Dossena puedes también disfrutar las comidas típicas locales, quesos, embutidos y deliciosas cervezas artesanales. Los numerosos restaurantes proponen menús tradicionales, las empresas agrícolas de esta zona representan muy bien todo el valor de la tradición gastronómica.

Durante el siglo XVI, Leonardo Da Vinci visitó Dossena para investigar los yacimientos y los minerales locales. El maestro se enamoró de Dossena por su naturaleza y por la atmósfera de este lugar y de su valle. Una de sus mapas de esta zona se conserva en una de las tablas del Código Windsor, preciosísima colección de la Royal Academy de Londres.

Dossena es un lugar para todo el mundo: familias con niños, grupos de amigos y sobre todo apasionados por la comida y la naturaleza. Vien a Dossena, alójate aquí y descubre sus bellezas, su historia y sus tradiciones vinícolas y gastronómicas. Sorprendete admirando la puesta del sol desde los montes Orobie y los panoramas asombrosos de esta tierra mágica.