Museo Adriano Bernareggi

Museo Adriano Bernareggi

Descripción

Ubicado en el palacio Bassi-Rathgeb (Siglo XVI) el Museo, organizado en tres pisos y veinte salas, expone las obras recolectadas por Monseñor Adriano Bernareggi (obispo de Bérgamo desde 1936 hasta 1953) en las iglesias de la Diócesis, con el fin de documentar su historia.

Las colecciones están expuestas a lo largo de un itinerario muy didáctico, para demonstrar la importancia cultural del cristianismo en la sociedad moderna (Siglos XVI – XIX) a través de obras maestras y manufacturas de arte popular.

En el Museo se hallan piezas de L. Lotto, G. B. Moroni, D. Crespi, C. Ceresa, A. Vivarini y muchos otros maestros de las escuelas locales, junto con numerosos tejidos y bordados antiguos, joyas preciosas y esculturas de madera policromas.


El Museo Adriano Bernareggi abrió en el septiembre de 2000 dentro del palacio renacentista Bassi Rathgeb, donado por los herederos Rathgeb a la Diocesis con el vínculo preciso de utilizarlo para alojar un museo.

Las colecciones

El núcleo original de las colecciones fue recolectado (con gran previsión) a partir de los años Treinta por Monseñor Adriano Bernareggi, obispo de Bérgamo. Refleja sobre todo la cultura de los siglos XVI – XIX en la zona de Bérgamo y enseña sobre todo el arte en la temporada desde el Concilio de Trento hasta el Concilio Vaticano II.

El territorio

Durante estos tres siglos, en el territorio de la Diócesis de Bérgamo se construyeron o reacondicionaron casi todas las iglesias de la ciudad y de la periferia. Este esfuerzo creativo enorme dejó una huella indeleble en nuestro patrimonio artístico y arquitectónico. Quién entre en una de las iglesias de la Diócesis va a detectar seguramente esta herencia.

Un enfoque al arte

Para mejor entender la historia y el significado de las obras de arte situadas en las iglesias, es preciso conocer la idea de Iglesia y de fe que determinó su encargo, el uso litúrgico determinando formas y contenido, la sensibilidad de un pueblo que solía rezar, cantar e implorar frente a ellas.

El papel del museo

Al exponer y reinterpretar sus colecciones, el Museo Bernareggi favorece un entendimiento mayor del entorno histórico y cultural donde nació casi todo el patrimonio artístico del territorio bergamasco. No se trata de una operación nostálgica, sino de un ejercicio de la memoria, una herramienta imprescindible para entender el presente y diseñar el futuro.

El contenido

Objetos de uso litúrgico se hallan al lado de imágenes religiosas pertenecientes tanto a iglesias y oratorios como a viviendas privadas. De igual manera, muchas muestras de la piedad popular demostrando la presencia global de tradiciones y costumbres comunes provienen desde familias y casas privadas.

Fragmentos de decoraciones de iglesias y conventos se exponen junto con los numerosos retratos de representantes del clero y muestras de la presencia de la Iglesia en Bérgamo y en la Diócesis. Todo esto supone una historia caracterizada por su propio ritmo y su peculiaridad.

El acondicionamiento

Por fin, la vocación educativa del museo llevó a un acondicionamiento diseñado como un “recorrido por etapas”, también proporcionando herramientas multimedia que garanticen una comprensión más estratificada y flexible, apta para cualquier tipo de enfoque, desde el más superficial hasta el más exigente.

Continuar

Ubicado en el palacio Bassi-Rathgeb (Siglo XVI) el Museo, organizado en tres pisos y veinte salas, expone las obras recolectadas por Monseñor Adriano Bernareggi (obispo de Bérgamo desde 1936 hasta 1953) en las iglesias de la Diócesis, con el fin de documentar su historia.

Las colecciones están expuestas a lo largo de un itinerario muy didáctico, para demonstrar la importancia cultural del cristianismo en la sociedad moderna (Siglos XVI – XIX) a través de obras maestras y manufacturas de arte popular.

En el Museo se hallan piezas de L. Lotto, G. B. Moroni, D. Crespi, C. Ceresa, A. Vivarini y muchos otros maestros de las escuelas locales, junto con numerosos tejidos y bordados antiguos, joyas preciosas y esculturas de madera policromas.


El Museo Adriano Bernareggi abrió en el septiembre de 2000 dentro del palacio renacentista Bassi Rathgeb, donado por los herederos Rathgeb a la Diocesis con el vínculo preciso de utilizarlo para alojar un museo.

Las colecciones

El núcleo original de las colecciones fue recolectado (con gran previsión) a partir de los años Treinta por Monseñor Adriano Bernareggi, obispo de Bérgamo. Refleja sobre todo la cultura de los siglos XVI – XIX en la zona de Bérgamo y enseña sobre todo el arte en la temporada desde el Concilio de Trento hasta el Concilio Vaticano II.

El territorio

Durante estos tres siglos, en el territorio de la Diócesis de Bérgamo se construyeron o reacondicionaron casi todas las iglesias de la ciudad y de la periferia. Este esfuerzo creativo enorme dejó una huella indeleble en nuestro patrimonio artístico y arquitectónico. Quién entre en una de las iglesias de la Diócesis va a detectar seguramente esta herencia.

Un enfoque al arte

Para mejor entender la historia y el significado de las obras de arte situadas en las iglesias, es preciso conocer la idea de Iglesia y de fe que determinó su encargo, el uso litúrgico determinando formas y contenido, la sensibilidad de un pueblo que solía rezar, cantar e implorar frente a ellas.

El papel del museo

Al exponer y reinterpretar sus colecciones, el Museo Bernareggi favorece un entendimiento mayor del entorno histórico y cultural donde nació casi todo el patrimonio artístico del territorio bergamasco. No se trata de una operación nostálgica, sino de un ejercicio de la memoria, una herramienta imprescindible para entender el presente y diseñar el futuro.

El contenido

Objetos de uso litúrgico se hallan al lado de imágenes religiosas pertenecientes tanto a iglesias y oratorios como a viviendas privadas. De igual manera, muchas muestras de la piedad popular demostrando la presencia global de tradiciones y costumbres comunes provienen desde familias y casas privadas.

Fragmentos de decoraciones de iglesias y conventos se exponen junto con los numerosos retratos de representantes del clero y muestras de la presencia de la Iglesia en Bérgamo y en la Diócesis. Todo esto supone una historia caracterizada por su propio ritmo y su peculiaridad.

El acondicionamiento

Por fin, la vocación educativa del museo llevó a un acondicionamiento diseñado como un “recorrido por etapas”, también proporcionando herramientas multimedia que garanticen una comprensión más estratificada y flexible, apta para cualquier tipo de enfoque, desde el más superficial hasta el más exigente.

Accesibilidad

Alcanzar

50 m lejos (Aparcamiento Primax, vía Verdi 23/c): plazas reservadas y adecuadas.

100 m lejos: paradas del autobús de la línea C y otras (via Verdi, via San Giovanni); escalón de 16 cm; autobús equipado con estribo manual.

Recorrido peatonal de acercamiento desde los aparcamientos y desde la parada del autobús: con tramo cuesta arriba (pendencia del 8%); acera de losas de pórfido sin señales táctiles- plantares. 

Entrar

Entrada mayor a través de un atrio en llano; puerta de 92 cm de anchura, umbral de 2 cm.

Mostrador de la taquilla de 95-110 cm de altura.

Acceso al patio interno de la taquilla unido a través de una rampa.

Acceso a los salones con ascensores.

Visitar

Espacios expositivos, espacios para exposiciones temporales y salones didácticos en la segunda planta accesibles. 

Ascensor para los espacios expositivos: puerta de 90 cm; cabina de 135x150 cm; teclado braille a 110 cm; peso máximo 900 kg.

Ascensor para las exposiciones temporales: puerta de 90 cm; cabina de 90x130cm; teclado braille a 110 cm; peso máximo 400 kg.  

Todos los espacios expositivos están accesibles. Objetos e instalaciones multimedia e interactivas visibles.  

No hay auxilios especiales para personas ciegas.

Salón de conferencias accesible a través de una silla salvaescaleras con plataforma.

Baños

Baño accesible en el atrio de la planta baja. Puerta corredera de 85 cm; altura del inodoro 52 cm; con barras de apoyo; altura del fregadero 80-65 cm, con espejo fijo. 

Banõ accesible salón conferencias: Puerta corredera de 85 cm; altura del inodoro 52 cm; con barras de apoyo; altura del fregadero 82-65 cm, con espejo fijo. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Evaluación sintética 

O: accesible con acompañador.     

/: utilizable con acompañador. 

 

Gallery

gratuito

Entrada libre - Fondazione Bernareggi

Niños menores de 6 años
Periodistas (con documento y/o acreditación)
Acompañadores de personas minusválidas o con hándicap
Acompañadores de grupos (1 por cada grupo)
Docentes acompañando los estudiantes (1 por cada grupo)
Miembros de AMEI (con tarjeta)

Nota: Con la misma entrada se puede visitar (en el mismo día) también el Museo e tesoro della Cattedrale (Piazza Duomo – Bérgamo).

Continuar

Niños menores de 6 años
Periodistas (con documento y/o acreditación)
Acompañadores de personas minusválidas o con hándicap
Acompañadores de grupos (1 por cada grupo)
Docentes acompañando los estudiantes (1 por cada grupo)
Miembros de AMEI (con tarjeta)

Nota: Con la misma entrada se puede visitar (en el mismo día) también el Museo e tesoro della Cattedrale (Piazza Duomo – Bérgamo).

3€

Descuentos - Fondazione Bernareggi

Precio reducido por:
• 65 años cumplidos (con ducumento)
• Estudiantes desde 6 hasta 26 años no cumplidos (con documento)
• Grupos de mínimo 12 personas pagando y máximo 20 (mediante reserva)
• Miembros de las policías
• FAI (Fondo Ambiente Italiano)

Continuar

Precio reducido por:
• 65 años cumplidos (con ducumento)
• Estudiantes desde 6 hasta 26 años no cumplidos (con documento)
• Grupos de mínimo 12 personas pagando y máximo 20 (mediante reserva)
• Miembros de las policías
• FAI (Fondo Ambiente Italiano)

2€

Oferta escuelas - Fondazione Bernareggi

Estudiantes de colegio y secundaria, sólo en grupo

(mediante reserva)

Continuar

Estudiantes de colegio y secundaria, sólo en grupo

(mediante reserva)

Lo más destacado en los alrededores