Museo alpino de Colere

Descripción

No hay nada más emocionante y humanamente eficaz que hacer vivir otra vez las personas a través de la búsqueda continua de sus pertenencias, con el fin de mostrarlo y así llevar su historia en el tiempo.

 


Esto es lo que ha sido realizado por el gran corazón alpino del pueblo de Colere, que el 25 abril de 2015 inauguró oficialmente su Museo (en la sede del grupo) y una estela dedicada al recuerdo de los que fallecieron durante todas las guerras.

 

Todo esto se ha llevado a cabo con un largo, incesante y pacientisimo trabajo de investigación involucrando toda la comunidad que puso a disposición probablemente lo más valorable que tenía.

 

De esta forma, cartas, memorias, imágenes y fotografías, documentos, armas y municiones, radiotransmisores, uniformes militares, ropa típica del cuerpo alpino y objetos de uso común de los soldados en el frente se han posicionado en los espacio del Museo, que supo exponer estos objetos en reproducciones específicas. Destacan la reproducción de una trinchera y de la enfermería de campo.

Cada pieza del Museo Alpino cuenta con una descripción detallada sobre su uso, para que los visitantes puedan entenderlo mejor, y se sitúa en distintas secciones temáticas.

 

Aunque lo que se ha recolectado hasta el día de hoy parece relevante, por variedad y por el número de “restos”, el grupo de los alpinos de Coleres sigue buscando objetos más  para agregarlos a la exposición.

 

Por esto la actividad de recolección de objetos sigue adelante: sombreros de alpinos, medallas, documentos también de licencia, accesorios militares o certificados de mérito.

Todo el material se puede donar o bien solamente prestar al Museo, que va a ocuparse de ello con mucho cuidado.

 

Continuar

No hay nada más emocionante y humanamente eficaz que hacer vivir otra vez las personas a través de la búsqueda continua de sus pertenencias, con el fin de mostrarlo y así llevar su historia en el tiempo.

 


Esto es lo que ha sido realizado por el gran corazón alpino del pueblo de Colere, que el 25 abril de 2015 inauguró oficialmente su Museo (en la sede del grupo) y una estela dedicada al recuerdo de los que fallecieron durante todas las guerras.

 

Todo esto se ha llevado a cabo con un largo, incesante y pacientisimo trabajo de investigación involucrando toda la comunidad que puso a disposición probablemente lo más valorable que tenía.

 

De esta forma, cartas, memorias, imágenes y fotografías, documentos, armas y municiones, radiotransmisores, uniformes militares, ropa típica del cuerpo alpino y objetos de uso común de los soldados en el frente se han posicionado en los espacio del Museo, que supo exponer estos objetos en reproducciones específicas. Destacan la reproducción de una trinchera y de la enfermería de campo.

Cada pieza del Museo Alpino cuenta con una descripción detallada sobre su uso, para que los visitantes puedan entenderlo mejor, y se sitúa en distintas secciones temáticas.

 

Aunque lo que se ha recolectado hasta el día de hoy parece relevante, por variedad y por el número de “restos”, el grupo de los alpinos de Coleres sigue buscando objetos más  para agregarlos a la exposición.

 

Por esto la actividad de recolección de objetos sigue adelante: sombreros de alpinos, medallas, documentos también de licencia, accesorios militares o certificados de mérito.

Todo el material se puede donar o bien solamente prestar al Museo, que va a ocuparse de ello con mucho cuidado.