Lugar de nacimiento de Papa Juan

Descripción

Durante la noche del 11 de octubre 1962, después del primer día del Concilio Vaticano II, Papa Juan XXIII se asomó a su ventana de la Plaza de San Pedro y pronunció un discurso lleno de palabras de amor, entre las cuales: “Regresando a casa, encontraréis a los niños; hacedles una caricia y decidles: ésta es la caricia del papa. Tal vez encontréis alguna lágrima que enjugar. Tened una palabra de aliento para quien sufre. Sepan los afligidos que el papa está con sus hijos, especialmente en la hora de la tristeza y de la amargura.”

Es fácil entender por qué fue uno de los Papas más queridos: este hombre nació en un entorno muy humilde y logró poner las bases de una transformación profunda de la Iglesia Católica durante sólo 5 años, con el Concilio Vaticano II. Su casa natal se convirtió en un pequeño museo acogiendo los recuerdos de su vida. Desde que el Papa fue canonizado, en 2014, cada vez más peregrinos visitan este lugar cada año. 


El lugar de nacimiento de Juan XXIII es una granja tradicional, formada por un amplio porche con arcos y una escalera de madera llevando a las distintas habitaciones. En una de estas, el 25 de noviembre de 1881, nació Angelo Giuseppe Roncalli, el futuro Papa: una cama doble, un aparador-escritorio y un cuadro de la Virgen fueron los espectadores de su nacimiento.

Continuar

Durante la noche del 11 de octubre 1962, después del primer día del Concilio Vaticano II, Papa Juan XXIII se asomó a su ventana de la Plaza de San Pedro y pronunció un discurso lleno de palabras de amor, entre las cuales: “Regresando a casa, encontraréis a los niños; hacedles una caricia y decidles: ésta es la caricia del papa. Tal vez encontréis alguna lágrima que enjugar. Tened una palabra de aliento para quien sufre. Sepan los afligidos que el papa está con sus hijos, especialmente en la hora de la tristeza y de la amargura.”

Es fácil entender por qué fue uno de los Papas más queridos: este hombre nació en un entorno muy humilde y logró poner las bases de una transformación profunda de la Iglesia Católica durante sólo 5 años, con el Concilio Vaticano II. Su casa natal se convirtió en un pequeño museo acogiendo los recuerdos de su vida. Desde que el Papa fue canonizado, en 2014, cada vez más peregrinos visitan este lugar cada año. 


El lugar de nacimiento de Juan XXIII es una granja tradicional, formada por un amplio porche con arcos y una escalera de madera llevando a las distintas habitaciones. En una de estas, el 25 de noviembre de 1881, nació Angelo Giuseppe Roncalli, el futuro Papa: una cama doble, un aparador-escritorio y un cuadro de la Virgen fueron los espectadores de su nacimiento.