Castillo de Marne

Descripción

El Castillo de Marne se halla en el precioso pueblo de Filago, rodeado por una vegetación lozana. Caminando sobre el antiguo puente levadizo que permitía acceder al castillo, vas a notar el primer detalle inconfundible de esta fortaleza majestuosa, o sea su hermosa torre almenada.

Aunque unos historiadores remontan sus orígenes a la época de la dominación romana, distintos reacondicionamientos sucesivos le dieron al edificio una estructura típicamente renacentista, con amplios espacios, la fuente, el pozo, y sobre todo un jardín interno lleno de muchísimos tipos de flores coloreados y plantas.

Si te asomas desde la terraza del patio, vas a notar que el castillo se halla por encima de un espolón de roca, debajo del que corre el torrente Dordo, afluente del cercano río Brembo. Gracias a esta posición estratégica, el Castillo de Marne estaba muy bien protegido…¡prácticamente inexpugnable! Hoy el edificio es propiedad privada de los Colleoni, una renombrada y antigua familia de Bérgamo.

Sin embargo, durante unas jornadas es posible reservar una visita guiada al interior de esta preciosa joya: ¡no te pierdas esta ocasión!


Continuar

El Castillo de Marne se halla en el precioso pueblo de Filago, rodeado por una vegetación lozana. Caminando sobre el antiguo puente levadizo que permitía acceder al castillo, vas a notar el primer detalle inconfundible de esta fortaleza majestuosa, o sea su hermosa torre almenada.

Aunque unos historiadores remontan sus orígenes a la época de la dominación romana, distintos reacondicionamientos sucesivos le dieron al edificio una estructura típicamente renacentista, con amplios espacios, la fuente, el pozo, y sobre todo un jardín interno lleno de muchísimos tipos de flores coloreados y plantas.

Si te asomas desde la terraza del patio, vas a notar que el castillo se halla por encima de un espolón de roca, debajo del que corre el torrente Dordo, afluente del cercano río Brembo. Gracias a esta posición estratégica, el Castillo de Marne estaba muy bien protegido…¡prácticamente inexpugnable! Hoy el edificio es propiedad privada de los Colleoni, una renombrada y antigua familia de Bérgamo.

Sin embargo, durante unas jornadas es posible reservar una visita guiada al interior de esta preciosa joya: ¡no te pierdas esta ocasión!