Transbordador de Villa D’Adda

Descripción

Según la tradición, el diseño de este transbordador es de Leonardo Da Vinci en persona: la estructura está conectada a un cable, y durante la travesía la sensación de olear el la corriente es muy agradable.

Se trata del único ferri de cable en función: sólo una persona regula su mecanismo, basado en las fuertes corrientes del río Adda: ¡puede transportar hasta cinco coches y cien personas!

Pero este ingenioso sistema no es lo único que merece la pena. De hecho, el recorrido regala una visión de 360° de las maravillosas orillas del río.

Aquí, rodeado por la típica vegetación, podrás relajarte y dedicarte a la observación de aves: ¿cuántas especies distintas logras identificar?


El transbordador, gracias a las necesarias manutenciones y modificaciones, sigue estando en función desde hace cuatro siglos, poniendo en comunicación el muelle de Imbersago – en la provincia de Lecco – con Villa D’Adda, en la orilla bergamasca.

Nada más llegar al lado opuesto, lo mejor es dar un paseo a través de la vegetación lozana del terraplén. Es el lugar ideal para disfrutar con el aire fresco y el sonido de la corriente: puedes elegir si ir adelante hacia el pueblo de Brivio o bien hacia Paderno, donde vas a encontrar una de las numerosas áreas picnic.

Cerca del embarcadero, en el lado de Villa d’Adda, comienza un recorrido llegando hasta el Oasis “dell’Alberone”. Aquí, caminando sobre unas pasarelas, vas a conocer directamente la fauna aviaria típica de esta zona, caracterizada por majestuosos cisnes, gallaretas y ánades: la mejor manera de terminar esta increíble inmersión en la naturaleza del Parco Adda Nord.

Continuar

Según la tradición, el diseño de este transbordador es de Leonardo Da Vinci en persona: la estructura está conectada a un cable, y durante la travesía la sensación de olear el la corriente es muy agradable.

Se trata del único ferri de cable en función: sólo una persona regula su mecanismo, basado en las fuertes corrientes del río Adda: ¡puede transportar hasta cinco coches y cien personas!

Pero este ingenioso sistema no es lo único que merece la pena. De hecho, el recorrido regala una visión de 360° de las maravillosas orillas del río.

Aquí, rodeado por la típica vegetación, podrás relajarte y dedicarte a la observación de aves: ¿cuántas especies distintas logras identificar?


El transbordador, gracias a las necesarias manutenciones y modificaciones, sigue estando en función desde hace cuatro siglos, poniendo en comunicación el muelle de Imbersago – en la provincia de Lecco – con Villa D’Adda, en la orilla bergamasca.

Nada más llegar al lado opuesto, lo mejor es dar un paseo a través de la vegetación lozana del terraplén. Es el lugar ideal para disfrutar con el aire fresco y el sonido de la corriente: puedes elegir si ir adelante hacia el pueblo de Brivio o bien hacia Paderno, donde vas a encontrar una de las numerosas áreas picnic.

Cerca del embarcadero, en el lado de Villa d’Adda, comienza un recorrido llegando hasta el Oasis “dell’Alberone”. Aquí, caminando sobre unas pasarelas, vas a conocer directamente la fauna aviaria típica de esta zona, caracterizada por majestuosos cisnes, gallaretas y ánades: la mejor manera de terminar esta increíble inmersión en la naturaleza del Parco Adda Nord.