Iglesia parroquial y Capilla de la Paz

Descripción

La iglesia de San Giovanni Battista es como uña y carne con el futuro Papa Bueno. En 1902, cuando se bendijo la colocación de la primera piedra, entre la muchedumbre había también él, todavía un simple seminarista. Por causa de algunas infiltraciones fue cerrada y después restaurada. Cuando volvió a abrirse en 1929 fue consagrada otra vez por Angelo Roncalli, el cual se había hecho obispo. A su lado se puede visitar la capilla de la Paz, ¡guardando una taracea de Papa Juan formada por 70.000 piezas de madera!


Continuar

La iglesia de San Giovanni Battista es como uña y carne con el futuro Papa Bueno. En 1902, cuando se bendijo la colocación de la primera piedra, entre la muchedumbre había también él, todavía un simple seminarista. Por causa de algunas infiltraciones fue cerrada y después restaurada. Cuando volvió a abrirse en 1929 fue consagrada otra vez por Angelo Roncalli, el cual se había hecho obispo. A su lado se puede visitar la capilla de la Paz, ¡guardando una taracea de Papa Juan formada por 70.000 piezas de madera!