Museo de la Basílica de Gandino – secc. Pesebres y Textil

Descripción

Sección Pesebres

El Museo de los Pesebres de Gandino – Museo dei Presepi di Gandino, inaugurado el día de Navidad de 1988, ocupa seis salones en la primera y segunda planta de un palacio del siglo XVII, donde solía estar la escuela primaria del pueblo. Se expone aproximadamente 600 belenes, representando más de 60 Países, además de pinturas cuyo sujeto es la Natividad y varios ornamentos religiosos. La colección se ha dedicado a San Juan Pablo II, del cual el Museo conserva también un precioso solideo, que regaló al Museo un belén brasileño. Se exponen también unas obras de artistas españoles, franceses e italianos, además de varios objetos realizados por escultores africanos y de Latinoamérica. Los materiales son muy varios: madera, cristal, cerámica, marfil, bambú, cáscaras de frutos tropicales secas y hasta hojas de maíz.

 


Sección textil

Abierta durante los años ’90, esta sección queda en el mismo edificio donde se ha colocado la sección Pesebres. Se trata de una colección de objetos y equipos que hicieron la historia de la economía del Valle Gandino, la cual se basó fundamentalmente en la industria textil. Ocupa unos espacios de la planta baja y parte de los soportales externos, donde se pueden admirar las maquinarias más grandes, como: una percha de cardenchas vegetales (que se utilizaba para producir los llamados “pannilana”, paños de lana típicos del Valle Gandino) – un batán (máquina para compactar los paños de lana) – un tendedero parcial llamado “ciodera”.  

En cambio, en los salones se exponen objetos de tamaño menor, utilizados en las varias etapas de procesamiento del tejido: una prensa manual – unas balanzas – un telar Jacquard (funcionaba con tarjetas perforadas que determinaban el diseño del tejido) junto con una herramienta para perforar y preparar las tarjetas – una dobladora (para doblar el paño) – una ribeteadora – devanaderas – varios tipos de tejidos producidos. Aparte de esto, es posible admirar unas miniaturas de una tintorería y de un local para tender.

 

Continuar

Sección Pesebres

El Museo de los Pesebres de Gandino – Museo dei Presepi di Gandino, inaugurado el día de Navidad de 1988, ocupa seis salones en la primera y segunda planta de un palacio del siglo XVII, donde solía estar la escuela primaria del pueblo. Se expone aproximadamente 600 belenes, representando más de 60 Países, además de pinturas cuyo sujeto es la Natividad y varios ornamentos religiosos. La colección se ha dedicado a San Juan Pablo II, del cual el Museo conserva también un precioso solideo, que regaló al Museo un belén brasileño. Se exponen también unas obras de artistas españoles, franceses e italianos, además de varios objetos realizados por escultores africanos y de Latinoamérica. Los materiales son muy varios: madera, cristal, cerámica, marfil, bambú, cáscaras de frutos tropicales secas y hasta hojas de maíz.

 


Sección textil

Abierta durante los años ’90, esta sección queda en el mismo edificio donde se ha colocado la sección Pesebres. Se trata de una colección de objetos y equipos que hicieron la historia de la economía del Valle Gandino, la cual se basó fundamentalmente en la industria textil. Ocupa unos espacios de la planta baja y parte de los soportales externos, donde se pueden admirar las maquinarias más grandes, como: una percha de cardenchas vegetales (que se utilizaba para producir los llamados “pannilana”, paños de lana típicos del Valle Gandino) – un batán (máquina para compactar los paños de lana) – un tendedero parcial llamado “ciodera”.  

En cambio, en los salones se exponen objetos de tamaño menor, utilizados en las varias etapas de procesamiento del tejido: una prensa manual – unas balanzas – un telar Jacquard (funcionaba con tarjetas perforadas que determinaban el diseño del tejido) junto con una herramienta para perforar y preparar las tarjetas – una dobladora (para doblar el paño) – una ribeteadora – devanaderas – varios tipos de tejidos producidos. Aparte de esto, es posible admirar unas miniaturas de una tintorería y de un local para tender.