Valmarina Monasterio

Descripción

Un reacondicionamiento cuidadoso dejó inalterados los colores y la atmosfera del edificio, inmerso en la naturaleza. Las paredes de piedra clara forman una arquitectura simple y auténtica, dos virtudes caracterizando también la vida de las monjas benedictinas que ocuparon este edificio durante siglos, meditando y cuidando de la maravillosa naturaleza de las colinas de Bérgamo.

El complejo histórico se ha convertido en la sede del área protegida del “Parco dei Colli di Bergamo”, consolidando una vez más su vocación de protección medioambiental e invitándote a disfrutar con agradables excursiones por las forestas alrededor, ricas de sendas hermosas.

Estos bosques siempre han sido lugares incontaminados: de hecho, durante la Edad Media los bergamascos decidieron tomar aquí las aguas para abastecer Città Alta, a través del ingenioso Acueducto de los Jarrones (“Acquedotto dei Vasi”). Desafortunadamente, hoy sólo quedan pocos rastros de esta obra, con la cual el agua podía recorrer hasta unos tramos cuesta arriba, sin algún medio mecánico.

Lo más destacado:

En el ex monasterio se llevan a cabo muchos eventos dedicados al arte, la naturaleza y la sustentabilidad medioambiental. El más importante es la Feria del Parque (“Fiera del Parco”), que se organiza cada año en el mes de Mayo.


Continuar

Un reacondicionamiento cuidadoso dejó inalterados los colores y la atmosfera del edificio, inmerso en la naturaleza. Las paredes de piedra clara forman una arquitectura simple y auténtica, dos virtudes caracterizando también la vida de las monjas benedictinas que ocuparon este edificio durante siglos, meditando y cuidando de la maravillosa naturaleza de las colinas de Bérgamo.

El complejo histórico se ha convertido en la sede del área protegida del “Parco dei Colli di Bergamo”, consolidando una vez más su vocación de protección medioambiental e invitándote a disfrutar con agradables excursiones por las forestas alrededor, ricas de sendas hermosas.

Estos bosques siempre han sido lugares incontaminados: de hecho, durante la Edad Media los bergamascos decidieron tomar aquí las aguas para abastecer Città Alta, a través del ingenioso Acueducto de los Jarrones (“Acquedotto dei Vasi”). Desafortunadamente, hoy sólo quedan pocos rastros de esta obra, con la cual el agua podía recorrer hasta unos tramos cuesta arriba, sin algún medio mecánico.

Lo más destacado:

En el ex monasterio se llevan a cabo muchos eventos dedicados al arte, la naturaleza y la sustentabilidad medioambiental. El más importante es la Feria del Parque (“Fiera del Parco”), que se organiza cada año en el mes de Mayo.