Lavatoio (antiguo lavadero)

Descripción

Una larga tina de mármol blanco dividida en distintas partes, con un elegante techo de arrabio y losas de metal. El Lavadero (“Lavatoio”) de via Lupo en Città Alta, construido en 1891, es un verdadero modelo desde el punto de vista del diseño.

Tiene un sistema de suministro del agua, un drenaje de desbordamiento, un proceso de descarga del agua sucia después del lavado y de un conducto de recolección de salpicaduras de agua: todo esto hace que el Lavadero sea eficaz y funcional.

Por otro lado, en esa época las condiciones higiénicas de Bérgamo eran muy malas: en 1884 una epidemia de cólera estalló en la ciudad y los médicos le dieron la culpa a la pésima calidad del agua de Città Alta, la cual favorecía la difusión del tifo, una enfermedad muy contagiosa y también fatal muy a menudo, que solía volver cada verano. Para intentar detener este fenómeno, el Ayuntamiento de Bérgamo decidió realizar una serie de lavaderos públicos: además del de via Lupo había uno en via Boccola y otro en Borgo Canale.

El Lavadero de via Lupo funcionó hasta los años Cincuenta y hoy se conserva como un precioso recuerdo del pasado.


Continuar

Una larga tina de mármol blanco dividida en distintas partes, con un elegante techo de arrabio y losas de metal. El Lavadero (“Lavatoio”) de via Lupo en Città Alta, construido en 1891, es un verdadero modelo desde el punto de vista del diseño.

Tiene un sistema de suministro del agua, un drenaje de desbordamiento, un proceso de descarga del agua sucia después del lavado y de un conducto de recolección de salpicaduras de agua: todo esto hace que el Lavadero sea eficaz y funcional.

Por otro lado, en esa época las condiciones higiénicas de Bérgamo eran muy malas: en 1884 una epidemia de cólera estalló en la ciudad y los médicos le dieron la culpa a la pésima calidad del agua de Città Alta, la cual favorecía la difusión del tifo, una enfermedad muy contagiosa y también fatal muy a menudo, que solía volver cada verano. Para intentar detener este fenómeno, el Ayuntamiento de Bérgamo decidió realizar una serie de lavaderos públicos: además del de via Lupo había uno en via Boccola y otro en Borgo Canale.

El Lavadero de via Lupo funcionó hasta los años Cincuenta y hoy se conserva como un precioso recuerdo del pasado.


Lo más destacado en los alrededores