Santuario della Madonna delle Grazie

Descripción

En el pequeño pueblo de Ardesio, al pie de los Alpes Orobie, hay el majestuoso Santuario de la Madonna delle Grazie, importante muestra del arte barroca del Valle Seriana.

El Santuario se remonta al siglo XVII y se construyò en el lugar donde  - según la tradición - apareció la Virgen a las jóvenes Maria y Caterina Salera. La fiesta de la aparición se celebra el 23 de junio.

Con una amplia anteiglesia, la zona exterior es muy sencilla. Sin embargo, el espacio interno cuenta con un espléndido decorado barroco, con paredes y techos llenos de detalles.

 

El santuario de la Madonna delle Grazie cuenta con muchas obras de arte, esculturas y decoraciones: destaca el fresco de la aparición, ubicado justo dónde aparicio ma Virgen, el único fresco que nos quedó del llamado “cuarto de los santos”, el cuarto de la vivienda de la familia Salera que se pintó al fresco durante el siglo XV con una serie de imágenes religiosas.

Otra obra muy interesante y de gran valor es el Órgano, realizado por el artesano Giovanni Rogantino da Morbegno: con sus 1345 tubos y 10 registros es seguramente uno de los más destacados de la provincia de Bérgamo, debido a su tamaño y a sus decoraciones.

La cripta guarda la estatua de la VIrgen con el Niño, que cada año (el 22 de junio) se lleva en Procesión Solemne, además de muchos otros objetos ofrecidos a la Virgen por los peregrinos.

El campanario mide 68 metros de altura, tres veces más de la altura del mismo Santuario, y es de mármol.

 


Continuar

En el pequeño pueblo de Ardesio, al pie de los Alpes Orobie, hay el majestuoso Santuario de la Madonna delle Grazie, importante muestra del arte barroca del Valle Seriana.

El Santuario se remonta al siglo XVII y se construyò en el lugar donde  - según la tradición - apareció la Virgen a las jóvenes Maria y Caterina Salera. La fiesta de la aparición se celebra el 23 de junio.

Con una amplia anteiglesia, la zona exterior es muy sencilla. Sin embargo, el espacio interno cuenta con un espléndido decorado barroco, con paredes y techos llenos de detalles.

 

El santuario de la Madonna delle Grazie cuenta con muchas obras de arte, esculturas y decoraciones: destaca el fresco de la aparición, ubicado justo dónde aparicio ma Virgen, el único fresco que nos quedó del llamado “cuarto de los santos”, el cuarto de la vivienda de la familia Salera que se pintó al fresco durante el siglo XV con una serie de imágenes religiosas.

Otra obra muy interesante y de gran valor es el Órgano, realizado por el artesano Giovanni Rogantino da Morbegno: con sus 1345 tubos y 10 registros es seguramente uno de los más destacados de la provincia de Bérgamo, debido a su tamaño y a sus decoraciones.

La cripta guarda la estatua de la VIrgen con el Niño, que cada año (el 22 de junio) se lleva en Procesión Solemne, además de muchos otros objetos ofrecidos a la Virgen por los peregrinos.

El campanario mide 68 metros de altura, tres veces más de la altura del mismo Santuario, y es de mármol.