Fontana del Lantro - Fuente del Lantro

Descripción

Encanalar el agua hacia una ciudad situada por encima de la colina era esencial en el pasado. En caso de asedio, el agua permitía resistir más tiempo, pero también el temporadas de paz era necesaria para simplificar la vida diaria. Todos los manantiales presentes dentro de las Murallas se utilizaban y sus aguas se encauzaban y recogida en cisternas.

¿Pero cómo era posible purificar el agua sin conocimientos de química? En la Fuente del Lantro, los bergamascos utilizaron un sistema de doble aljibe, una técnica inventada por los antiguos Romanos. El agua de manantial se encanalaba y aminoraba su velocidad dentro de la primera cisterna. Al ralentizar, el agua deja que sus impuridades (arena y otros corpúsculos) sedimenten en el fondo. Un sistema antiquísimo, ¡pero muy eficaz!

La estructura que puedes visitar hoy es la del siglo XVI. El entorno es muy evocativo: la bóveda del techo converge en una única columna y los visos del agua transparente decoran las paredes de esta cisterna, la cual contiene nada menos que 4oo metros cúbicos de agua.


Continuar

Encanalar el agua hacia una ciudad situada por encima de la colina era esencial en el pasado. En caso de asedio, el agua permitía resistir más tiempo, pero también el temporadas de paz era necesaria para simplificar la vida diaria. Todos los manantiales presentes dentro de las Murallas se utilizaban y sus aguas se encauzaban y recogida en cisternas.

¿Pero cómo era posible purificar el agua sin conocimientos de química? En la Fuente del Lantro, los bergamascos utilizaron un sistema de doble aljibe, una técnica inventada por los antiguos Romanos. El agua de manantial se encanalaba y aminoraba su velocidad dentro de la primera cisterna. Al ralentizar, el agua deja que sus impuridades (arena y otros corpúsculos) sedimenten en el fondo. Un sistema antiquísimo, ¡pero muy eficaz!

La estructura que puedes visitar hoy es la del siglo XVI. El entorno es muy evocativo: la bóveda del techo converge en una única columna y los visos del agua transparente decoran las paredes de esta cisterna, la cual contiene nada menos que 4oo metros cúbicos de agua.