Valle Imagna
5 razones por amarlo

Atravesado por el fresco torrente llevando su nombre, el Valle Imagna es un oasis verdísimo y fascinante donde cultura, deporte y naturaleza se unen con la buena comida y el relax de antiguos balnearios.

Descubre cinco razones por visitar estos paisajes asombrosos, guardando increíbles bellezas naturales y tradiciones remotas. 

Con las “piode”, losas de pizarra, se cubrían los techos, mientras que con las “pride” se realizaban los muros de las típicas viviendas del Valle Imagna, que todavía guarda este patrimonio único de arquitectura rural.
La elegancia esencial del arquitectura románica es una de las sorpresas del Valle Imagna: no cabe perderse la rotunda de San Tomè, una perla del siglo XII donde se conservan antiguos misterios y memorias templarias.
Después de hablar de arte y arquitectura, vamos al aire libre, entre sendas para explorar andando o en bicicleta, y rumbo al Parco Avventura. No puedes perderte los paseos a caballo o bien montando a…¡un llama!
No hay sólo diversión en Valle Imagna, sino también una tradición de más de dos siglos de bienestar, relax y cuidado personal: de hecho, ya en 1772 el agua de las Termas de Sant’Omobono estaba muy conocida por sus propiedades beneficiosas.
Si por ti el bienestar supone también la buena comida, cabe visitar la “Casa dello Stracchino della Bruna”, en Corna Imagna, donde es posible saborear los vinos del valle junto con los quesos, como el tradicional “stracchino” llamado “Il tesoro della Bruna”.

¿Necesitas ayuda?

X

¡Contáctanos en WhatsApp!