El estilo Liberty en Città Alta y en las colinas

Descripción

Città Alta, el corazón medioeval de Bérgamo, esconde unos preciosos rincones Liberty, el estilo modernista italiano. De hecho, durante esa temporada se llevaron a cabo muchas innovaciones, como por ejemplo los funiculares. Este itinerario te permite observar el casco histórico con una mirada diferente y de pasear a través de las calles tranquilas de Bérgamo Baja llevando hacia el Parque de las Colinas, el “Parco dei Colli”. Aquí podrás  admirar el perfecto equilibrio entre villas, palacios, naturaleza y espacios verdes. El entorno perfecto para las refinadas fachadas Liberty, con frescos y esculturas imitando las formas de la naturaleza.


La Ciudad Alta no es solamente un maravilloso cofre de monumentos y palacios, sino también un lugar vivo que se ha adaptado, en el tiempo, a los hábitos y a las necesidades de sus habitantes. Aquí, entre el siglo XIX y XX, se inauguraron el Viale delle Mura, los dos Funiculares, muchos servicios públicos tal como los lavaderos y los barrios residenciales de la zona de las colinas. Por lo que se refiere a los monumentos antiguos, el bautisterio de Piazza Duomo fue renovado y se realizó la verja alrededor de la Capilla Colleoni: el arquitecto Virginio Muzio fue encargado de llevar a cabo esos proyectos, así como muchos otros edificios Liberty de Bérgamo (Casa Paleni, Restaurante Belvedere y Villa Muzio).

Por otro lado, un nuevo barrio residencial naciò en las colinas y en 1912 se inauguró el segundo funicular que permite alcanzar la colina de San Vigilio, el punto más alto de la ciudad. Caminando por via Sudorno y via Torni se alcanzan unos ejemplos destacado de modernismo, donde la arquitectura dialoga con la naturaleza. Motivos florales, frescos elegantes y refinados se insertan en una atmósfera de armonía y quietud, que todavía se aprecia gracias a la institución – en 1977 – del Parque de las Colinas, que reglamentó la posibilidad de construcción de la zona.

Más allá del Liberty, las mil caras de Bérgamo. Magníficos palacios, iglesias y monumentos de épocas distintas se unen a lo largo de esta ruta. Para más información: Le Vie della Storia -Las Rutas de la Historia” y “Le Vie del Verde – Las Rutas de la Naturaleza”.

Continuar

Città Alta, el corazón medioeval de Bérgamo, esconde unos preciosos rincones Liberty, el estilo modernista italiano. De hecho, durante esa temporada se llevaron a cabo muchas innovaciones, como por ejemplo los funiculares. Este itinerario te permite observar el casco histórico con una mirada diferente y de pasear a través de las calles tranquilas de Bérgamo Baja llevando hacia el Parque de las Colinas, el “Parco dei Colli”. Aquí podrás  admirar el perfecto equilibrio entre villas, palacios, naturaleza y espacios verdes. El entorno perfecto para las refinadas fachadas Liberty, con frescos y esculturas imitando las formas de la naturaleza.


La Ciudad Alta no es solamente un maravilloso cofre de monumentos y palacios, sino también un lugar vivo que se ha adaptado, en el tiempo, a los hábitos y a las necesidades de sus habitantes. Aquí, entre el siglo XIX y XX, se inauguraron el Viale delle Mura, los dos Funiculares, muchos servicios públicos tal como los lavaderos y los barrios residenciales de la zona de las colinas. Por lo que se refiere a los monumentos antiguos, el bautisterio de Piazza Duomo fue renovado y se realizó la verja alrededor de la Capilla Colleoni: el arquitecto Virginio Muzio fue encargado de llevar a cabo esos proyectos, así como muchos otros edificios Liberty de Bérgamo (Casa Paleni, Restaurante Belvedere y Villa Muzio).

Por otro lado, un nuevo barrio residencial naciò en las colinas y en 1912 se inauguró el segundo funicular que permite alcanzar la colina de San Vigilio, el punto más alto de la ciudad. Caminando por via Sudorno y via Torni se alcanzan unos ejemplos destacado de modernismo, donde la arquitectura dialoga con la naturaleza. Motivos florales, frescos elegantes y refinados se insertan en una atmósfera de armonía y quietud, que todavía se aprecia gracias a la institución – en 1977 – del Parque de las Colinas, que reglamentó la posibilidad de construcción de la zona.

Más allá del Liberty, las mil caras de Bérgamo. Magníficos palacios, iglesias y monumentos de épocas distintas se unen a lo largo de esta ruta. Para más información: Le Vie della Storia -Las Rutas de la Historia” y “Le Vie del Verde – Las Rutas de la Naturaleza”.

Desde el funicular hasta el lavadero de via Mario Lupo. Entre la edad media y la éepoca moderna

Nada más llegar a Città Alta con el funicular, detente un momento para observar la estación superior, donde la Edad Media y la modernidad se encuentran. La zona por donde salen y llegan los dos trenes solía ser el patio del palacio de Guido Suardi (todavía es posible admirar su retrato en la fachada exterior). El aspecto moderno de los internos se inspira a los elementos estilísticos medievales, tal como las elegantes vidrieras con arcos apuntados del viejo patio que se cruzan al entrar en el Café. Saliendo de la estación puedes atravesar un pasaje alternativo con respecto a via Gombito, la Piazzetta Angelini, para alcanzar el lavadero de via Mario Lupo (1891). Los motivos Liberty se detectan en las columnas de la cobertura en metal y chapa, materiales muy típicos en esa temporada. La plaza es un precioso rincón de verde y tiene el nombre del ingeniero Luigi Angelini, el cual diseñó su ampliación y abrió el pasaje que acabas de recorrer, en el marco de una significativa reorganización urbanística (el Plan de Acondicionamiento de Bérgamo Alta aprobado por el Consejo Superior para las Obras  Públicas en 1935). Puedes descansar aquí un rato y admirar la torre medioeval llamada “del Gombito”, alta 52 metros.

Continuar

Nada más llegar a Città Alta con el funicular, detente un momento para observar la estación superior, donde la Edad Media y la modernidad se encuentran. La zona por donde salen y llegan los dos trenes solía ser el patio del palacio de Guido Suardi (todavía es posible admirar su retrato en la fachada exterior). El aspecto moderno de los internos se inspira a los elementos estilísticos medievales, tal como las elegantes vidrieras con arcos apuntados del viejo patio que se cruzan al entrar en el Café. Saliendo de la estación puedes atravesar un pasaje alternativo con respecto a via Gombito, la Piazzetta Angelini, para alcanzar el lavadero de via Mario Lupo (1891). Los motivos Liberty se detectan en las columnas de la cobertura en metal y chapa, materiales muy típicos en esa temporada. La plaza es un precioso rincón de verde y tiene el nombre del ingeniero Luigi Angelini, el cual diseñó su ampliación y abrió el pasaje que acabas de recorrer, en el marco de una significativa reorganización urbanística (el Plan de Acondicionamiento de Bérgamo Alta aprobado por el Consejo Superior para las Obras  Públicas en 1935). Puedes descansar aquí un rato y admirar la torre medioeval llamada “del Gombito”, alta 52 metros.

1Funiculare de la ciudad baja

Desde hace más de 120 años la funicular baja pone en comunicación el centro de Bérgamo con Città Alta, precisamente con Piazza Mercato delle Scarpe, donde solían llevarse a cabo muchos negocios. En 1430 la plaza fue destinada a la venta de zapatos, mientras que el palacio que da a la Piazza Mercato delle Scarpe, donde hoy se halla la estación de la funicular, era la sede del gremio de los zapateros.
Los bergamascos aman muchísimo la funicular y no podrían hacer sin ella: ¿hay otro medio de transporte que te permite viajar por la historia, pasando a través de las antiguas murallas vénetas que defendían Bérgamo de los ataques enemigos? Dos preciosos coches naranja suben y bajan entre jardines y panoramas únicos: cuando el cielo es limpio, puedes disfrutar de una fantástica vista de toda la Llanura Padana, ¡y hasta divisar los Apeninos!

Más informaciones

2Lavatoio (antiguo lavadero)

Una larga tina de mármol blanco dividida en distintas partes, con un elegante techo de arrabio y losas de metal. El Lavadero (“Lavatoio”) de via Lupo en Città Alta, construido en 1891, es un verdadero modelo desde el punto de vista del diseño.

Tiene un sistema de suministro del agua, un drenaje de desbordamiento, un proceso de descarga del agua sucia después del lavado y de un conducto de recolección de salpicaduras de agua: todo esto hace que el Lavadero sea eficaz y funcional.

Por otro lado, en esa época las condiciones higiénicas de Bérgamo eran muy malas: en 1884 una epidemia de cólera estalló en la ciudad y los médicos le dieron la culpa a la pésima calidad del agua de Città Alta, la cual favorecía la difusión del tifo, una enfermedad muy contagiosa y también fatal muy a menudo, que solía volver cada verano. Para intentar detener este fenómeno, el Ayuntamiento de Bérgamo decidió realizar una serie de lavaderos públicos: además del de via Lupo había uno en via Boccola y otro en Borgo Canale.

El Lavadero de via Lupo funcionó hasta los años Cincuenta y hoy se conserva como un precioso recuerdo del pasado.

Más informaciones

Desde Colle Aperto hasta via Sudorno

En Largo Colle Aperto, al lado de la Puerta Sant'Alessandro, vas a notar una hermosa villa rodeada por los árboles de su jardín, donde destaca un precioso fresco de figura femenina. Aquì vivia el arquitecto Virginio Muzio. Cruzando la puerta Sant'Alessandro, un agradable paseo va a desvelarte otras interesantes obras Liberty. A lo largo de via San Vigilio, a comienzos del siglo XX se construyeron muchas villas, durante los mismos años de construcción del Funicular (1912).

En cambio, tomando via Sudorno, a la derecha, al nùmero 1B se halla la Scuola Materna, o sea el Jardín de la Infancia (aproximadamente 1910), decorado con preciosos frescos: entre las ramas pintadas por toda la fachada se encuentran las letras del alfabeto, blasones y retratos de personajes bergamascos destacados. Puedes reconocer el blasón de la familia Colleoni, el de los Tasso y el retrato de Gaetano Donizetti, el famoso compositor que nació a un paso de aquí. Màs adelante, a la izquierda (en via Sudorno 6, 1920) se halla otra villa, cuyos elementos Liberty pueden admirarse en los marcos de la fachada, en los pillares y en la verja de entrada. Yendo más allá, puedes incluso disfrutar con el hermoso panorama de las colinas.  

Continuar

En Largo Colle Aperto, al lado de la Puerta Sant'Alessandro, vas a notar una hermosa villa rodeada por los árboles de su jardín, donde destaca un precioso fresco de figura femenina. Aquì vivia el arquitecto Virginio Muzio. Cruzando la puerta Sant'Alessandro, un agradable paseo va a desvelarte otras interesantes obras Liberty. A lo largo de via San Vigilio, a comienzos del siglo XX se construyeron muchas villas, durante los mismos años de construcción del Funicular (1912).

En cambio, tomando via Sudorno, a la derecha, al nùmero 1B se halla la Scuola Materna, o sea el Jardín de la Infancia (aproximadamente 1910), decorado con preciosos frescos: entre las ramas pintadas por toda la fachada se encuentran las letras del alfabeto, blasones y retratos de personajes bergamascos destacados. Puedes reconocer el blasón de la familia Colleoni, el de los Tasso y el retrato de Gaetano Donizetti, el famoso compositor que nació a un paso de aquí. Màs adelante, a la izquierda (en via Sudorno 6, 1920) se halla otra villa, cuyos elementos Liberty pueden admirarse en los marcos de la fachada, en los pillares y en la verja de entrada. Yendo más allá, puedes incluso disfrutar con el hermoso panorama de las colinas.  

3Villa Muzio

Virginio Muzio fue un arquitecto bergamasco extremamente activo a finales del siglo XIX, sobre todo por lo que se refiere a la renovación, la terminación y la ampliación de edificios religiosos, en ciudad y en la provincia: la fachada de la iglesia parroquial de Alzano Lombardo, la antiglesia y el porche de la iglesia parroquial de Clusone, la Casa dell'Arciprete y el Convento de Sant'Agostino, la recomposición del bautisterio de Santa Maria Maggiore. Y por si fuera poco, Muzio fue uno de los primeros arquitectos en llevar a Bérgamo el estilo Liberty, en edificios como Casa Paleni y el Restaurante Belvedere.  

La casa que estás admirando era la vivienda privada del arquitecto Muzio, diseñada por él mismo en 1902 y enriquecida por refinados motivos Liberty. El foco visual de Villa Muzio no es su fachada, sino uno de los rincones correspondiendo al interior al hueco de escalera: al exterior se convierte en elemento decorativo gracias a su forma cilíndrica, su cubierta polígona y la decoración pictórica. La figura femenina pintada al fresco acoge los huéspedes entrando por la verja peatonal. Motivos florales, en armonía con la naturaleza, pueden admirarse por debajo del canalón, en los arcos de las ventanas y en la verja.

Más informaciones

Desde via Sudorno hasta via Torni. Frescos en la naturaleza

A los numeros 22-24 de via Sudorno se halla el llamado “Ristorante Belvedere” (1900-1902). El edificio fue convertido en restaurante por Virginio Muzio, mientras que hoy es una vivienda privada. El panorama de las colinas y el valle del Po està enmarcado por la hermosa verja y es el mismo que los huéspedes del restaurante admiraban por las dos terrazas.

Al llegar al cruce con via Torni puedes ver Casa Maffettini (renovada a comienzos del '900). De hecho, la familia decidió ornar todas las ventanas con su monograma – las letras M y L – creando una elegante decoración curvilínea.
Continua tu paseo hasta el número 12 y admira Villa Neri, con su maravillosa fachada pintada al fresco con elegantes figuras femeninas.

Continuar

A los numeros 22-24 de via Sudorno se halla el llamado “Ristorante Belvedere” (1900-1902). El edificio fue convertido en restaurante por Virginio Muzio, mientras que hoy es una vivienda privada. El panorama de las colinas y el valle del Po està enmarcado por la hermosa verja y es el mismo que los huéspedes del restaurante admiraban por las dos terrazas.

Al llegar al cruce con via Torni puedes ver Casa Maffettini (renovada a comienzos del '900). De hecho, la familia decidió ornar todas las ventanas con su monograma – las letras M y L – creando una elegante decoración curvilínea.
Continua tu paseo hasta el número 12 y admira Villa Neri, con su maravillosa fachada pintada al fresco con elegantes figuras femeninas.

4Ex Ristorante Belvedere

El edificio del Restaurante Belvedere, que ha sido transformado en una vivienda privada, fue diseñado por Virginio Muzio. El arquitecto, que ya estaba realizando otras obras por toda la ciudad, pudo utilizar en el restaurante numerosos motivos Liberty, en perfecta armonía con su función de lugar de recreo.
Siguiendo su voluntad de mezclar arquitectura y naturaleza, Muzio modificó un edificio ya presente y eligió una forma muy inusual, que se armoniza muy bien con el entorno y con el uso previsto. Dos edificios bajos dominados por dos terrazas unidas por el patio de entrada asomándose también a las colinas. El arco de hierro forjado que acogía los huéspedes, ligero y elegante, es una de las obras de hierro más hermosas de la ciudad.

Más informaciones

5Villa Neri

A comienzos del siglo XX la familia Neri decidió ampliar y renovar su villa, aprovechando la oportunidad para embellecerla con refinadas decoraciones Liberty.

La villa está rodeada por un jardín, inmersa en la atmósfera tranquila de las calles que van desde la ciudad hasta las colinas y el Valle de Astino. La fachada asomándose a la calle fue enriquecida por preciosos frescos.

Las elegantes figuras femeninas se parecen a las de las pinturas prerrafaelistas y de los carteles publicitarios de esa temporada. Probablemente fueron realizados por el artista bergamasco Achille Filippini Fantoni. El decoro incluye también motivos florales pintados al fresco, imitando la vegetación alrededor.

Más informaciones