Un crucero por el Lago de Iseo • • Visit Bergamo

Un crucero por el Lago de Iseo

Descripción

 

Se sale por el pueblo de Sarnico, centro turístico inmerso en el verde donde el lago empieza estrecharse antes de convertirse en el río Oglio y el protagonista es el barco: de hecho, este medio de transporte es el verdadero eslabón perdido entre los artísticos pueblos en las orillas del lago, que os va a permitir explorar su amplia superficie azul.

El crucero te llevará a Montisola, la isla lacustre más grande de Europa, con los dos islotes de San Paolo y de Loreto, dos pequeños satélites situados en los cabos de este “planeta” que parecen ser nacidos para protegerlo, hasta el increíble barranco del Bogn, la increíble pared en desplomo cerca de Riva di Solto.

 


Continuar

 

Se sale por el pueblo de Sarnico, centro turístico inmerso en el verde donde el lago empieza estrecharse antes de convertirse en el río Oglio y el protagonista es el barco: de hecho, este medio de transporte es el verdadero eslabón perdido entre los artísticos pueblos en las orillas del lago, que os va a permitir explorar su amplia superficie azul.

El crucero te llevará a Montisola, la isla lacustre más grande de Europa, con los dos islotes de San Paolo y de Loreto, dos pequeños satélites situados en los cabos de este “planeta” que parecen ser nacidos para protegerlo, hasta el increíble barranco del Bogn, la increíble pared en desplomo cerca de Riva di Solto.

 


Sarnico

Lo más te alejas de la orilla, lo más podrás disfrutar mejor la visión del territorio y del maravilloso estilo modernista caracterizando Sarnico. Una perla escondida en la vegetación te sorprenderá: Villa Faccanoni, visible sólo desde el barco.

A bordo del barco todo os parecerá nuevo: desde las majestuosas montañas levantándose  en las orillas del lago, hasta las pequeñas casas agrupándose en burgos sugerentes.

 

Continuar

Lo más te alejas de la orilla, lo más podrás disfrutar mejor la visión del territorio y del maravilloso estilo modernista caracterizando Sarnico. Una perla escondida en la vegetación te sorprenderá: Villa Faccanoni, visible sólo desde el barco.

A bordo del barco todo os parecerá nuevo: desde las majestuosas montañas levantándose  en las orillas del lago, hasta las pequeñas casas agrupándose en burgos sugerentes.

 

1Sarnico

Tic tac, tic tac: el reloj del campanario de la iglesia medieval de San Paolo, construido en 1428 sobre los restos de la torre del castillo de Sarnico, va a darte la bienvenida mientras te acercas al lago.

En Sarnico podrás admirar unas maravillosas villas de estilo “Liberty” (el art nouveau italiano), comisionadas por la familia Faccanoni. En cambio, en la parte antigua de Palazzo Gervasoni, edificio del siglo XV ubicado en el punto más alto del casco histórico, no te pierdas las obras de la Pinacoteca Bellini; además, continuando tu paseo por este pueblo asomándose al maravilloso Lago de Iseo, podrás visitar la iglesia parroquial dedicada a San Martino, construida en el Siglo XV y reconstruida en 1700: aquí se halla un preciado altar de madera realizado por el maestro Andrea Fantoni.

Por fin, si visitas Sarnico en Primavera o en Verano, ¡no te olvides hacer una excursión en barco para explorar el Lago de Iseo! 

Más informaciones

2Villa Faccanoni

Emblema del modernismo de Sarnico, villa Faccanoni fue construida por el arquitecto Giuseppe Sommaruga en 1907. El “chalet de soltero” se encuentra en la orilla del lago de Iseo y puede ser visto solamente desde el lago.

Rodeada por un amplio jardín manierista, la villa está formada por un alto basamento, escaleras, ventanas y terrazas, con una perspectiva asimétrica decorada por dos hileras de bajorrelieves en cemento y cerámica en colores pastel.

Más informaciones

Montisola

Una vez llegado en la parte central del lago, vas a encontrar la isla de San Paolo y a admirar los imponentes releves de Montisola, en cuya cumbre es posible vislumbrar el santuario de la Ceriola. Luego vas a llegar a Peschiera Maraglio, el mayor puerto de la isla, lo ideal para estirar tus piernas y descubrir sus maravillas.

Continuar

Una vez llegado en la parte central del lago, vas a encontrar la isla de San Paolo y a admirar los imponentes releves de Montisola, en cuya cumbre es posible vislumbrar el santuario de la Ceriola. Luego vas a llegar a Peschiera Maraglio, el mayor puerto de la isla, lo ideal para estirar tus piernas y descubrir sus maravillas.

3Montisola

Así como otras islas en general, también Montisola conservó los antiguos costumbres de quien vive lejos de la tierra firme y del estrés de la ciudad. Desde Sulzano y Sale Marasino salen los barcos que llegan a la isla.

Los pequeños burgos de pescadores van a acogerte, junto con los naèt, o sea sus típicos barcos. Echa un vistazo alrededor y piérdete por los callejones: lo mejor de esta isla es que los coches no pueden circular, así que puedes disfrutar de sus bellezas en bici o bien en autobús.

La costa de Montisola mide 11 kilómetros de largo: puedes recorrerla por completo andando, durante alrededor de tres horas y media, disfrutando con la vegetación lozana y los hermosos panoramas de las orillas del Lago de Iseo.

Sin embargo, para disfrutar con el panorama mejor hay que alcanzar el punto más alto de la isla, o sea el Santuario della Ceriola, situado a 600 metros de altura. El camino es arduo, pero merece la pena…

Más informaciones

4Isla San Paolo

La Isla San Paolo es un precioso islote situado al sur de la isla más grande de Montisola, con la cual solía estar conectado a través de una senda transitable andando cuando el nivel del agua era inferior.

El islote estaba considerado como un escollo desierto y abandonado: aquí nació el convento de San Paolo en 1490, gracias al aristócrata Alessandro Fenaroli, que acogió, los frailes menores hasta 1783, el año en el que la propiedad fue cedida a dueños privados. 

Más informaciones

Riva di Solto

Después de un breve descanso, el barco vuelve a salir tumbo al paseo a lo largo del lago, donde la vegetación alterna amplios bosques de coníferas con aislados grupos de olivos salpicando las orillas del Lago de Iseo. Luego vas a acercarte a la Isla de Loreto y a su castillo neogótico, y finalmente llegarás a Riva di Solto donde, en la localidad llamada Zorzino, podrás admirar una de las creaciones más increíbles de la naturaleza: el espléndido y sorprendente barranco del Bogn, una vertiginosa pared rocosa.

 

Continuar

Después de un breve descanso, el barco vuelve a salir tumbo al paseo a lo largo del lago, donde la vegetación alterna amplios bosques de coníferas con aislados grupos de olivos salpicando las orillas del Lago de Iseo. Luego vas a acercarte a la Isla de Loreto y a su castillo neogótico, y finalmente llegarás a Riva di Solto donde, en la localidad llamada Zorzino, podrás admirar una de las creaciones más increíbles de la naturaleza: el espléndido y sorprendente barranco del Bogn, una vertiginosa pared rocosa.

 

5Isla Loreto

Al norte de Montisola, la Isla de Loreto fue un lugar de encuentro de pescadores, comerciantes y peregrinos alcanzando el legendario claustro femenino y el santuario anexo.

Debido a la escasez de documentos, la historia de la isla quedó casi desconocida hasta 1910, el año en el que el Señor Vincenzo Richieri decidió levantar un castillo de estilo neo-gótico, hoy vivienda privada. 

Más informaciones