Iglesia de San Alejandro de la Cruz • • Visit Bergamo

Iglesia de San Alejandro de la Cruz

Descripción

Andando a lo largo de via Pignolo, la calle medieval uniendo la Ciudad Baja con Bérgamo Alta, vas a llegar a una pequeña plaza: aquí se encuentra la Iglesia de Sant’Alessandro della Croce (“San Alejandro de la Cruz”).

Según la leyenda, su primera edificación se remonta hasta al martirio de Alessandro en el Siglo XV. Entre el siglo XVII y XVIII se completaron sus interiores, mientras que la fachada inconclusa se realizó solamente en el año 1922.

La iglesia se llama “della Croce”, o sea “de la Cruz” porque fue construida en el cruce entre cuatro distintos burgos medievales.

Cuenta con uno de los conjuntos pictóricos más destacados de Bérgamo, que incluye – entre otros – dos obras de Gian Battista Moroni: "Coronación de la Virgen" colocada en la contrafachada y la "Crucifixión con los Santos Sebastián, Giovan Battista y un devoto" en la sacristía.

Tres capillas se abren en cada lado de la nave: en la primera se halla una urna vacía, donde solía estar la antigua tumba del Santo, cuyos restos están ahora en la Catedral de Bérgamo que se le dedicó.

En cambio, en la segunda capilla derecha se puede admirar un altar formado exclusivamente por mármoles preciados, taraceados y polícromos, realizado por el maestro Andrea Fantoni en 1729. Una época única en aquella época, y una muestra de su increíble habilidad.


Continuar

Andando a lo largo de via Pignolo, la calle medieval uniendo la Ciudad Baja con Bérgamo Alta, vas a llegar a una pequeña plaza: aquí se encuentra la Iglesia de Sant’Alessandro della Croce (“San Alejandro de la Cruz”).

Según la leyenda, su primera edificación se remonta hasta al martirio de Alessandro en el Siglo XV. Entre el siglo XVII y XVIII se completaron sus interiores, mientras que la fachada inconclusa se realizó solamente en el año 1922.

La iglesia se llama “della Croce”, o sea “de la Cruz” porque fue construida en el cruce entre cuatro distintos burgos medievales.

Cuenta con uno de los conjuntos pictóricos más destacados de Bérgamo, que incluye – entre otros – dos obras de Gian Battista Moroni: "Coronación de la Virgen" colocada en la contrafachada y la "Crucifixión con los Santos Sebastián, Giovan Battista y un devoto" en la sacristía.

Tres capillas se abren en cada lado de la nave: en la primera se halla una urna vacía, donde solía estar la antigua tumba del Santo, cuyos restos están ahora en la Catedral de Bérgamo que se le dedicó.

En cambio, en la segunda capilla derecha se puede admirar un altar formado exclusivamente por mármoles preciados, taraceados y polícromos, realizado por el maestro Andrea Fantoni en 1729. Una época única en aquella época, y una muestra de su increíble habilidad.


Lo más destacado en los alrededores