Chiesa di Santa Grata Inter Vites • • Visit Bergamo

Chiesa di Santa Grata Inter Vites

Descripción

Esta iglesia está dedicada a Santa Grata, compatrona de Bérgamo. Se trata además del lugar donde la Santa fue sepultada en el año Mil por primera vez: el cuerpo fue desplazado más tarde a la homónima iglesia en via Arena, al interior de las Murallas.

El edificio fue construido en el Siglo XIV, pero fue derribado después de dos siglos para construir las Murallas Vénetas. Se volvió a edificarlo en el Siglo XVIII.

¿Sabes qué significa “inter vites”? La iglesia solía estar rodeada por viñedos, desaparecidos ya en el Siglo XVIII. Frente a la iglesia puedes admirar la majestuosa escalera de San Gottardo: su nombre viene del complejo monumental situado por encima de la subida, el cual solía acoger un monasterio suprimido en 1798.

Dentro de la iglesia, en cambio, se halla el ciclo de frescos llamado “Escenas de esqueletos vivientes”, realizado por el artista Paolo Vincenzo Bonomini durante el Siglo XIX. Esta obra se consideró muy provocadora en esa época, porque los esqueletos se parecían muchísimo a unos personajes reales del burgo: el carpinteros, dos frailes rezando, una pareja campesina y dos recién casados burgueses, un tamborilero de la República Cisalpina y hasta el mismo artista con su mujer.


Continuar

Esta iglesia está dedicada a Santa Grata, compatrona de Bérgamo. Se trata además del lugar donde la Santa fue sepultada en el año Mil por primera vez: el cuerpo fue desplazado más tarde a la homónima iglesia en via Arena, al interior de las Murallas.

El edificio fue construido en el Siglo XIV, pero fue derribado después de dos siglos para construir las Murallas Vénetas. Se volvió a edificarlo en el Siglo XVIII.

¿Sabes qué significa “inter vites”? La iglesia solía estar rodeada por viñedos, desaparecidos ya en el Siglo XVIII. Frente a la iglesia puedes admirar la majestuosa escalera de San Gottardo: su nombre viene del complejo monumental situado por encima de la subida, el cual solía acoger un monasterio suprimido en 1798.

Dentro de la iglesia, en cambio, se halla el ciclo de frescos llamado “Escenas de esqueletos vivientes”, realizado por el artista Paolo Vincenzo Bonomini durante el Siglo XIX. Esta obra se consideró muy provocadora en esa época, porque los esqueletos se parecían muchísimo a unos personajes reales del burgo: el carpinteros, dos frailes rezando, una pareja campesina y dos recién casados burgueses, un tamborilero de la República Cisalpina y hasta el mismo artista con su mujer.