Capilla Colleoni • • Visit Bergamo

Capilla Colleoni

Descripción

Sin duda se trata del edificio más grandioso de Bérgamo.

Su fachada, decorada con mármoles rojos y blancos, es una obra maestra del Renacimiento italiano. Sus interiores son una explosión increíble de obras de arte: el monumento ecuestre del condotiero bergamasco Bartolomeo Colleoni, los sarcófagos incrustados de mármol, la refinada tumba de la hija Medea, los bancos taraceados.

Harían falta páginas y páginas para describir todo: ¡lo que te aconsejamos hacer es entrar en la capilla y dejarte conquistar por este pequeño universo de arte!


Bartolomeo Colleoni fue uno de los capitanes de mercenarios más renombrados de Italia. Este soldado atrevido pasó su vida guerreando por cada parte de Italia, sobre todo al servicio de la República de Venecia.

Colleoni siempre tuvo una relación muy estrecha con Bérgamo: nació aquí y volvió a su ciudad en el apogeo de su poder. Por fin, fue incluso sepultado en Bérgamo. A los bergamasco siempre les gustó este personaje, así como las huellas que dejó en el territorio de la provincia: desde los numerosos castillos, hasta la red de canalización realizada por él y la hermosa capilla donde descansa.

Sin embarco, cabe decir que también fue un hombre muy fuerte, casi brutal. A propósito de la capilla, se dice que los canónigos de Santa Maria Maggiore no querían dejarle el espacio para construirla. Bartolomeo resolvió el asunto con la típica diplomacia de un mercenario del Siglo XV: envió sus soldados para que derribaran la vieja sacristía de la iglesia.

Sea cierto o no, ahora podemos admirar la belleza de esta grandiosa obra arquitectónica

Continuar

Sin duda se trata del edificio más grandioso de Bérgamo.

Su fachada, decorada con mármoles rojos y blancos, es una obra maestra del Renacimiento italiano. Sus interiores son una explosión increíble de obras de arte: el monumento ecuestre del condotiero bergamasco Bartolomeo Colleoni, los sarcófagos incrustados de mármol, la refinada tumba de la hija Medea, los bancos taraceados.

Harían falta páginas y páginas para describir todo: ¡lo que te aconsejamos hacer es entrar en la capilla y dejarte conquistar por este pequeño universo de arte!


Bartolomeo Colleoni fue uno de los capitanes de mercenarios más renombrados de Italia. Este soldado atrevido pasó su vida guerreando por cada parte de Italia, sobre todo al servicio de la República de Venecia.

Colleoni siempre tuvo una relación muy estrecha con Bérgamo: nació aquí y volvió a su ciudad en el apogeo de su poder. Por fin, fue incluso sepultado en Bérgamo. A los bergamasco siempre les gustó este personaje, así como las huellas que dejó en el territorio de la provincia: desde los numerosos castillos, hasta la red de canalización realizada por él y la hermosa capilla donde descansa.

Sin embarco, cabe decir que también fue un hombre muy fuerte, casi brutal. A propósito de la capilla, se dice que los canónigos de Santa Maria Maggiore no querían dejarle el espacio para construirla. Bartolomeo resolvió el asunto con la típica diplomacia de un mercenario del Siglo XV: envió sus soldados para que derribaran la vieja sacristía de la iglesia.

Sea cierto o no, ahora podemos admirar la belleza de esta grandiosa obra arquitectónica

Lo más destacado en los alrededores