Iglesia de los Santos Bartolomeo y Stefano • • Visit Bergamo

Iglesia de los Santos Bartolomeo y Stefano

Descripción

Al final del lado oriental del paseo llamado Sentierone puedes ir a visitar la Iglesia de los Santos Bartolomeo y Stefano, construida por la Orden de los Dominicanos durante la primera mitad del Siglo XVII y diseñada por el arquitecto Antonio Maria Caneva.

El Dominicano no fue la primera orden religiosa viviendo aquí: de hecho, el sitio solía pertenecer a una comunidad de la Orden de los Humiliati. En el pasado la estructura era mucho más compleja y contaba con una iglesia y unas casas rurales.

Si observas la iglesia desde afuera, puedes notar las distintas épocas de su edificación: la fachada imita el estilo barroco y fue renovada en el año 1897, el poche exterior izquierdo fue realizado en 1942, mientras que el lado con vistas a via Tasso se remonta al Siglo XIX. Dentro de la iglesias se halla una única nave con cinco capillas por cada lado. El coro está decorado con taraceas de madera del siglo XVI y por detrás del altar mayor puede admirarse el renombrado Retablo Martinengo de Lorenzo Lotto, realizado en el año 1516.


Continuar

Al final del lado oriental del paseo llamado Sentierone puedes ir a visitar la Iglesia de los Santos Bartolomeo y Stefano, construida por la Orden de los Dominicanos durante la primera mitad del Siglo XVII y diseñada por el arquitecto Antonio Maria Caneva.

El Dominicano no fue la primera orden religiosa viviendo aquí: de hecho, el sitio solía pertenecer a una comunidad de la Orden de los Humiliati. En el pasado la estructura era mucho más compleja y contaba con una iglesia y unas casas rurales.

Si observas la iglesia desde afuera, puedes notar las distintas épocas de su edificación: la fachada imita el estilo barroco y fue renovada en el año 1897, el poche exterior izquierdo fue realizado en 1942, mientras que el lado con vistas a via Tasso se remonta al Siglo XIX. Dentro de la iglesias se halla una única nave con cinco capillas por cada lado. El coro está decorado con taraceas de madera del siglo XVI y por detrás del altar mayor puede admirarse el renombrado Retablo Martinengo de Lorenzo Lotto, realizado en el año 1516.