Santuario de La Madonna della Torre • • Visit Bergamo

Santuario de La Madonna della Torre

Descripción

El Santuario della Madonna della Torre se considera como uno de los más antiguos y, además, entre los más bellos de la diócesis de Bérgamo. Se relata que su origen debe atribuirse al emperador Carlo Magno, en el año 801.

El interior, con tres naves, es una auténtica pinacoteca, rica de bellísimas pinturas, algunas de las cuales de indiscutible valor.

El altar mayor, de mármol policromado, modelado y con incrustaciones por Fantoni, se eleva al centro de la pequeña tribuna con un fresco que retrata a la Virgen.

Los numerosos exvotos, muchos de los cuales tapizaban las paredes de la Cappella dell’Angelo, en el camino al Santuario, atestiguan la esperanza que los fieles locales tienen en su Virgen desde hace siglos.

La misma esperanza que ha inspirado la plegaria mariana más antigua, aún hoy entre las más bellas, y en armonía singular con lo que esperan los que concurren al Santuario della Madonna della Torre: "Bajo tu protección buscamos refugio, santa Madre de Dios; no desprecies nuestras súplicas y líbranos de todo peligro, Virgen gloriosa y bendita'".


Continuar

El Santuario della Madonna della Torre se considera como uno de los más antiguos y, además, entre los más bellos de la diócesis de Bérgamo. Se relata que su origen debe atribuirse al emperador Carlo Magno, en el año 801.

El interior, con tres naves, es una auténtica pinacoteca, rica de bellísimas pinturas, algunas de las cuales de indiscutible valor.

El altar mayor, de mármol policromado, modelado y con incrustaciones por Fantoni, se eleva al centro de la pequeña tribuna con un fresco que retrata a la Virgen.

Los numerosos exvotos, muchos de los cuales tapizaban las paredes de la Cappella dell’Angelo, en el camino al Santuario, atestiguan la esperanza que los fieles locales tienen en su Virgen desde hace siglos.

La misma esperanza que ha inspirado la plegaria mariana más antigua, aún hoy entre las más bellas, y en armonía singular con lo que esperan los que concurren al Santuario della Madonna della Torre: "Bajo tu protección buscamos refugio, santa Madre de Dios; no desprecies nuestras súplicas y líbranos de todo peligro, Virgen gloriosa y bendita'".