Frío: ¡Bérgamo no te tiene miedo!
Hay muchas formas de enfrentarse al invierno: ¿te apetecería saber cómo nos calentamos aquí en Bérgamo? ¡Sigue leyendo!

¡En Bérgamo no tenemos miedo al frío! Tanto en los valles como en la llanura, en invierno las temperaturas son muy rígidas, pero nosotros sabemos muy bien como mantenernos calientes…

Un baño en las aguas termales de San Pellegrino, un hogar con una taza de chocolate caliente, por ejemplo. O bien, una buena copa de hipocrás o de aguardiente bergamasca, o algo de ejercicio físico! Subiendo y bajando por las escaleras poniendo en comunicación la Ciudad Alta con la Ciudad Baja, o bien poniéndonos los patines de hielo, los esquís, las raquetas de nieve o el snowboard: ¡lo importante es moverse!

 

Las aguas de San Pellegrino y de Sant’Omobono ya están listas para darte la bienvenida y hacerte olvidar el frío intenso del invierno.
El chocolate caliente es un auténtico “must” del invierno, sobre todo saboreándolo frente a nuestro panorama.
Bérgamo es la tierra de los Alpini: ¡junto con ellos, nunca pueden faltar aguardiente e hipocrás! Para disfrutar el calor con alegría.
Patinar al aire libre o en nuestro estupendo palacete: eliges tú lo que prefieres, deslizando en equilibrio sobre el hielo.
Por fin, la nieve representa el reto más arduo…Lo mejor es un paseo con raquetas de nieve hasta el refugio de montaña, para saborear un buen plato de polenta caliente.