La Bérgamo de los Quesos
Un viaje a través de los sabores

Los maravillosos paisajes de Bérgamo, desde el campo hasta los valles y los montes, no sólo regalan panoramas hermosos, sino también especialidades gastronómicas y vinícolas deliciosas: con la primacía italiana por los quesos de Denominación de Origen Protegida (DOP), nuestra provincia es la más rica por variedad y calidad casera. 

Más de 120 pastos y prados por los cuales proviene la mejor leche de vaca y de cabra, llevan a las mesas bergamascas 9 quesos DOP, 3 presidios Slow Food y numerosos quesos formando parte de la lista regional de productos típicos. 

Para probar los productos de valles y campos bergamascos se puede ir a la Domus Bergamo, el salón del gusto de Piazza Dante, o bien a la “Baita dei saperi e dei sapori brembani” en Zogno, para una excursión eno-gastronómica.
A menudo los nombres de los quesos cuentan el proceso de realización: es el caso del Salva, el stracchino de primavera realizado para “salvar” la abundante leche producida, o bien el Quartirolo que nace de la leche del cuarto corte de hierba.
Además de este, otros presidios Slow Food de la provincia de Bérgamo son también el delicioso Agrì di Valtorta y el Bitto Storico, un queso con mucho cuerpo realizado añadiendo algo de leche de cabra.
Merece una cata también el Stracchino all'Antica, presidio Slow Food, perteneciendo a la familia de los “stracchini”, cuyo nombre viene de la palabra bergamasca “stracche”, adjetivo que describe las vacas cansadas después de la trashumancia.
Cabe probar el Strachitunt, el más reciente de los quesos DOP, entro los cuales hay que mencionar Formai de Mut, Taleggio, Bitto, Grana Padano, Gorgonzola, Quartirolo Lombardo, Provolone Valpadana y Salva Cremasco.